Rinitis no alérgica

Si bien la rinitis más frecuente es la rinitis alérgica (la padecen cerca de 40 millones de estadounidenses), existen otros tipos como la rinitis no alérgica (rinopatía no alérgica o rinitis vasomotora) que no es tan común, pero afecta a 1 de cada 3 individuos que tienen síntomas de rinitis.

Es más común en adultos y los síntomas característicos como congestión y secreciones nasales suelen presentarse durante todo el año. A diferencia de lo que sucede en la rinitis alérgica, en la no alérgica el sistema inmunológico no tiene ninguna participación.

Causas

  • Efectos secundarios de determinaos fármacos como por ejemplo: anticonceptivos orales, medicamentos para la hipertensión o para la disfunción eréctil.
  • Rinitis medicamentosa: uso prolongado de atomizadores nasales descongestivos, como la oximetazolina.
  • Cambios climáticos.

Factores de riesgo

Si bien los siguientes no son causantes de rinitis no alérgica, son factores que pueden favorecer su manifestación:

  • Exposición a irritantes: humo, gases, smog.
  • Es más frecuente en los adultos, por lo cual tener más de 20 años constituye un factor de riesgo.
  • Ser mujer: es más frecuente en las mujeres que en los hombres.
  • Uso durante mucho tiempo de gotas o aerosoles nasales descongestivos.
  • Estrés: puede ser un factor desencadenante.
  • Padecer otros problemas de salud como por ejemplo síndrome de fatiga crónica o hipotiroidismo.

Síntomas

Los síntomas de la rinitis no alérgica pueden manifestarse durante todo el año, pueden ser permanentes o aparecer durante algún tiempo y luego desaparecer.

  • Congestión nasal.
  • Estornudos.
  • Mucosidad.
  • Tos.

Tratamiento

  • Atomizadores nasales con corticoesteroides
    Mejoran la congestión nasal y ayudan a respirar por la nariz. Por ejemplo: Fluticasona o mometasona.
  • Sprays antihistamínicos nasales
    Pueden aliviar las secreciones nasales como, por ejemplo, azelastina o clorhidrato de olopatadin.
  • Comprimidos descongestivos
    Pueden aliviar el bloqueo nasal.
  • Cirugía
    Puede ser necesaria en caso que existan conductos de drenaje muy estrechos, tabique nasal desviado o algún tumor.

Complicaciones de la rinitis no alérgica

  • Pólipos nasales
    Pequeños bultos benignos que se forman dentro de la nariz o los senos paranasales.
  • Leves infecciones de oído
    La congestión nasal prolongada y las secreciones pueden causar infección.
  • Sinusitis
    La prolongada congestión nasal puede desembocar en una sinusitis, inflamación de la membrana que envuelve los senos paranasales.

Prevención

Cuando la rinitis no alérgica es desencadenada por algún agente irritante como el polvo, humo, perfumes, etc., el conocer cuál la desencadena puede ayudar a prevenirla evitando el contacto.

Si bien los descongestivos nasales pueden ayudar a mejorar los síntomas, es fundamental no abusar de ellos ya que usados en exceso pueden agravarlos.

Puntaje: 
Sin votos aún