El peligro de limpiarse el oído con hisopos
¿Hisopos?

Probablemente tú estés entre los millones que usa los populares hisopos o bastoncillos para limpiar tus orejas, pero probablemente no conoces las advertencias que tiene esta pequeña herramienta que usamos en la limpieza auricular.

Prohibido para las orejas

No es nuevo que un especialista advierta el uso de los hisopos para limpiar los oídos, desde hace décadas se viene diciendo que "no deben insertarse en el canal auditivo", sin embargo pocos hacen mucho caso de dicha advertencia, quizás después de leer esto cambie de idea y vea a los hisopos de otra manera.

Un reciente estudio realizado por un grupo de investigadores del Nationwide Children´s Hospital de Estados Unidos, descubrió que por lo menos 18,500 menores de 18 años acuden anualmente (más o menos 34 por día) por lesiones o heridas en los oídos causadas por el uso de hisopos. El estudio fue publicado en la revista Journal of Pediatrics.

El 73% de dichas lesiones fueron causadas en la limpieza de los oídos con hisopos, un 10% por accidentes y otro 10% por que los niños jugaban con los hisopos. Del porcentaje que fue causado por la limpieza, el 25% fueron por lesiones de perforación de tímpano.

Por qué no usar hisopos para los oídos

Pero el mal uso de un niño travieso no es el único riesgo que acarrea el uso de hisopos. Para muchos limpiarse los oídos constantemente es casi es una imperiosa necesidad, sin embargo deben saber que la cerumen que está ahí cumple una importante función.

La intervención del hisopo en nuestro oído interrumpe un proceso natural de nuestro organismo. Debes saber que la cera o cerumen que produce el oído tiene la función de mantener los oídos lubricados, limpios y protegerlo de agentes externos.

"Las dos grandes ideas equivocadas que suelo escuchar como otorrinolaringólogo son que los canales auditivos deben limpiarse en casa y que para ello se deben usar bastoncitos. Ambas son incorrectas", Médico, investigador y profesor universitario Kris Jatana

Los oídos se autolimpian de manera natural

Kris Jatana, especialista en el tema, afirma que los oídos se autolimpian sin ayuda externa ¿pero cómo?

Tanto la suciedad, el polvo, así como las pequeñas partículas que entran a nuestro oído, son detenidas por el cerumen que produce el oído, se pegan a él, para que después se expulsado naturalmente de afuera para adentro, esto se logra al masticar, se mueve la mandíbula y a su vez ayuda a echar el cerumen seco, además la renovación de piel nueva que sacamos cuando nos bañamos.

"Los pacientes con frecuencia creen que al limpiar el oído con hisopos, clips de papel, velas o cualquier número de cosas inimaginables que se usan, están previniendo que se acumule la cera en los oídos. El problema es que este esfuerzo por eliminar el cerumen solo crea nuevos problemas porque la gente acaba empujando la cera hacia el interior y bloqueando el canal auditivo" doctor Schwartz, uno de los autores de la guía clínica para la higiene del oído publicada en por la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología.

Puntaje: 
Sin votos aún