Según la Mental Health America, 1 de cada 8 mujeres tiene probabilidades de desarrollar depresión en algún momento de s vida. Las causas son múltiples, pero las que se detallan a continuación son algunas de las que más deprimen al género.

Los cambios hormonales, las responsabilidades familiares, las expectativas sociales hacia ellas, etc. Esta enfermedad es más común entre los 25 y 44 años, pero puede ocurrir a cualquier edad.

1

Responsabilidades familiares

Las mujeres están expuestas a un presión extra por las responsabilidades familiares, ya que, generalmente, son ellas las encargadas de los niños, el marido, la casa, el trabajo, los familiares enfermos si los hay, etc. Todo esto genera un gran estrés que en algunos casos puede conducir a la depresión.

2

Pareja

Las mujeres, generalmente, apuestan mucho a la pareja, por lo cual cuando hay rupturas o problemas en ella pueden desarrollar depresión. Además según el Mental Health América, las mujeres que viven solas son más propensas.

3

Maternidad

El posparto es una época en la que puede presentarse la depresión postparto, causada por los cambios hormonales, el cansancio y estrés que implica hacerse cargo del bebé recién nacido, etc.

4

Trabajo

Las mujeres que tienen cargos de liderazgo están un 47% más expuestas a la depresión que sus colegas los hombres. La Pennsylvania University atribuye esto a que no se las ve como legítimos líderes.

5

Complejos físicos

Las mujeres sufren mucho más que los hombres la presión social sobre su imagen física. Los mandatos sociales les exigen que siempre estén bellas, delgadas, arregladas y ello en muchos casos implica un gran sacrificio. El no estar a la altura de lo que se espera de ellas, puede llevar a que padezcan depresión así como a enfermedades como la bulimia o la anorexia.

6

Rendimiento escolar

En las mujeres jóvenes, la presión por destacarse en la escuela, acompañada de la importancia de la imagen física, pueden constituir detonantes para la depresión.

7

Muerte de seres queridos

Las mujeres viven más intensamente la muerte que los hombres y ello puede conducir en algunos casos, si no se hace el duelo como se debería, a la depresión.

8

Menopausia

En la menopausia y premenopausia, los niveles de estrógenos disminuyen significativamente, lo cual provoca alteraciones en las emociones, más susceptibilidad y mayor propensión a la depresión.

9

Problemas económicos

Las mujeres suelen tener ingresos menores que los hombres y ello conlleva estrés, incertidumbre sobre el futuro y probabilidad de depresión.

10

Mujer orquesta

Las mujeres, en general, además de trabajar, se ocupan de las tareas domésticas, los hijos, las cuentas, los desperfectos que surjan en la casa, las reuniones familiares, con amigos y más. Esto sin dudas es mucho para una sola persona y obviamente, puede terminar en depresión.

Puntaje: 
Sin votos aún