Primary tabs

Alimentar más al amor y no tanto al estómago.

Festejar el día de San Valentín sin engordar
Los chocolates no son la única opción para regalar.

Se acerca el día de San Valentín y con él los festejos y regalos. Para que la celebración no implique un consumo de calorías extra, les presentamos algunas recomendaciones.

1

No regalar chocolates, trufas, dulces, etc.

Si bien son regalos clásicos para San Valentín, aportan muchas calorías (el chocolate también contiene flavonoides que contribuyen en la prevención de enfermedades cardiovasculares). Por ello, si sabes que tu pareja está tratando de cuidarse y no consumir calorías extra, es mejor dejar de lado los dulces que no aportan más que calorías vacías y escoger por ejemplo, un perfume, una joya, sales y espuma para el baño, etc.

2

Elegir chocolate negro para regalar

Si de todos modos el chocolate es la elección, el negro es el mejor, contiene, aproximadamente, un 70% de cacao (concentración de antioxidantes bioflavonoides) y menos calorías.

3

Cenar en casa algo saludable

Preparar una cena para festejar el día de San Valentín no implica necesariamente comer en exceso, ni alimentos que aporten muchísimas calorías. Se puede optar por alguna preparación saludable como ser una suprema de pollo al ajillo (aproximadamente unas 240 cal), acompañado por verduras y una copa de vino (72 cal). Para el postre algo de bajas calorías, acompañado por una copa de champagne (69 cal) para el brindis.

4

Salir cenar a un restaurante de comida vegetariana o elegir un menú saludable

Si la elección es salir a cenar, no hay por qué ir a un restaurante convencional o porque escoger comida poco saludable. La opción puede ser ir a un lugar de comida vegetariana o de sushi, que aporta muy pocas calorías (10 piezas contienen, aproximadamente, unas 300 cal) o a cualquier restaurante y elegir un menú con pocas calorías, alguna carne magra con ensalada, por ejemplo.

5

Escoger postres con chocolate de bajas calorías

A la hora del postre no hay porque privarse, especialmente en un día tan importante como San Valentín, cuando se tiene una cena romántica con el ser amado. Sin embargo, se puede elegir algún postre que contenga chocolate pero de bajas calorías, como ser unas frutillas bañadas en salsa de chocolate dietética, chocolate con menta, etc., que contienen sólo unas 100 calorías.

6

Una caminata al aire libre

Si la época del año y el tiempo lo permiten, una salida al aire libre a caminar o andar en bicicleta puede ser una buena alternativa de compartir tiempo juntos, disfrutar de la naturaleza y de los beneficios del ejercicio, lo cual es mucho mejor cuando se comparte con la persona amada. En una caminata a un ritmo medio se pueden llegar a gastar unas 300 calorías.

7

Ir a bailar en pareja

El baile además de ser muy divertido y liberador, gasta muchas calorías. En un ritmo latino como la salsa, el merengue o la cumbia, por ejemplo, se pueden llegar a consumir unas 400 calorías, por lo cual se vuelve una opción más que interesante a la hora de salir en pareja.

8

Ir a patinas sobre hielo

Además de ser muy divertido y algo que no se hace a diario, por lo cual puede ser una linda salida para festejar San Valentín, durante 1 hora de patinaje sobre hielo se pueden llegar a gastar unas 315 calorías, además de trabajarse la musculatura de piernas y glúteos.

9

Tener sexo

El sexo además de ser el cierre perfecto para el festejo de San Valentín y de reforzar los lazos de amor con la pareja, es bueno para quemar calorías. Por lo cual, después de la cena puede ser una buena manera de quemar algunas de las calorías consumidas. Probar nuevas poses sexuales, con las que ambos se sientan satisfechos. Con 30 minutos de sexo, se gastan cerca de 85 calorías.

10

Pasar la noche en un hotel

Un buen festejo es luego de cenar algo liviano, ir a un lindo hotel a pasar una noche inolvidable en la que se gasten muchísimas calorías en el amor.

Agregar comentario