Primary tabs

Pueden aparecer como consecuencia de infecciones urinarias, divertículos en la vejiga, entre otras causas.

Cálculos en la vejiga

Los cálculos en la vejiga son acumulaciones duras que se forman en la vejiga por algún problema del aparato urinario como por ejemplo:

Los cálculos en la vejiga son más comunes en hombres (95%) que en mujeres y pueden aparecer cuando la orina se concentra en la vejiga y los materiales se cristalizan.

Los cálculos en la vejiga pueden ser detectados a través de una ecografía o radiografía.

Síntomas

  • Orina de color oscuro o anormal
  • Dificultades para orinar
  • Incapacidad para orinar, con excepción de en determinadas posiciones
  • Dolor o molestia en el pene en el caso de los hombres
  • Presión o dolor abdominal
  • Sangre en la orina
  • Frecuente necesidad urgente de orinar
  • Interrupción del chorro urinario
  • Pérdida de control sobre la orina
  • Infección urinaria:
    • Fiebre
    • Tenesmo vesical
    • Micción dolorosa

Tratamiento

El beber entre 6 y 8 vasos de líquido diario puede ayudar a aumentar la micción y expulsar los cálculos de la vejiga si son pequeños.

Mediante un cistoscopio (un pequeño tubito que atraviesa la uretra y llega a la vejiga) el médico puede atraer los cálculos que no sean expulsados por sí solos.

En algunos casos, se puede recurrir a algunos medicamentos para disolver los cálculos.

Es imprescindible el tratamiento de las causas de los cálculos de vejiga. Por ejemplo los más frecuentes son la obstrucción de la salida de la vejiga o el agrandamiento de la próstata.

Para los casos de hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la próstata) y cálculos en la vejiga, puede realizarse una resección transuretral de la próstata conjuntamente con extirpación de cálculos.

Pronóstico

La mayoría de los cálculos son expulsados o pueden eliminarse sin daño permanente en la vejiga. Sin embargo, pueden reaparecer si no se corrige la causa.

En caso de que los cálculos no sean tratados, pueden causar infecciones recurrentes en las vías urinarias o daño perdurable a la vejiga o los riñones.

Para prevenir la aparición de cálculos en la vejiga, el tratamiento adecuado de enfermedades de las vías urinarias o infecciones urinarias puede ser de mucha ayuda.

Complicaciones

Una infección recurrente o crónica de las vías urinarias puede traer inconvenientes cuando hay cálculos en la vejiga. Otras complicaciones son la nefropatía por reflujo, enfermedad en la que los riñones resultan dañados por el flujo retrógrado de orina hacia los riñones y disfunción crónica de la vejiga que puede incluir: Retención urinaria, incontinencia u obstrucción de la salida de la vejiga.

Puntaje: 
Sin votos aún

Agregar comentario