Reflexología

Es una técnica terapéutica que con masajes realizados en determinadas zonas de la planta de los pies, en las que está el reflejo de los órganos y sus sistemas, cura y mejora las dolencias que los afectan

¿Qué es la reflexología?

La reflexología es una técnica terapéutica basada en los puntos reflejos y en los masajes zonales en determinadas zonas del cuerpo (denominadas zonas reflejas), principalmente de los pies (aunque también puede practicarse en las manos, etc.). Ya que en la planta de cada uno de ellos se reflejan todos los órganos del cuerpo humano, los de la parte derecha corresponden al pie derecho y viceversa.

Apunta a estabilizar el funcionamiento de los órganos y sus sistemas, siendo el buen funcionamiento de ellos la salud, mientras la desarmonía en alguno de ellos es la enfermedad.

De esta manera, la reflexología trata al cuerpo integralmente, como un todo, ejerciendo presión en la zona correspondiente de la planta del pie logrando así un efecto terapéutico en el órgano afectado y haciendo que el organismo recupere el equilibrio.

El concepto de que en ciertas zonas del cuerpo se concentran todos los órganos y sus sistemas, es decir que hay partes representativas de todas las otras partes del mismo y de que se puede lograr una mejoría de su estado a través de la intervención localizada en estas, es bastante común en Oriente.

Sus orígenes

Los orígenes de la reflexología se remontan a hace más de 5.000 años en China, sin embargo, hay evidencia de que algunas civilizaciones de indígenas como ser la de los Incas, los Mayas e incluso los Mapuches también la practicaban.

Más próximamente en el tiempo, en los años 30, la enfermera norteamericana Eunice Ingham, desarrolló conocimientos sobre la terapia zonal y las zonas reflejas, al acceder a las investigaciones del doctor Futezgerald sobre estos temas.

En sus investigaciones, Ingham descubrió que en los pies se reflejan los distintos órganos, a qué zona corresponde cada uno éstos y como haciendo presión en la zona reflejo de los pies se podían calmar determinados dolores. Ya que todos los órganos y sus sistemas tienen en la planta del pie puntos que los representan.

Publicó un primer libro llamado “Historias que los pies pueden contar” y viajó por los Estados Unidos dictando talleres, charlas y conferencias, a los que en un principio sólo acudían personas enfermas luego de agotar todas las opciones de la medicina tradicional y otras terapias alternativas. Pero con el tiempo la concurrencia a ellas fue incrementándose, al tiempo que mayor número de personas se beneficiaba con esta técnica terapeútica y la reflexología empezó a hacerse conocida en el mundo.

Más adelante Ingham publicó otro libro llamado “Historia que los pies han contado” y fundó el Instituto Internacional de Reflexología.

¿Cómo funciona?

El diagnóstico se realiza presionando la zona refleja de la planta del pie correspondiente al órgano afectado y aquel que manifiesta ante esto sensibilidad o dolor, significa que no está funcionando correctamente.

La reflexología se realiza sin aparatos sofisticados, sólo son necesarias las manos. Presionando con el dedo pulgar la zona de la planta del pie, se realizan movimientos circulares lentos, profundos y continuos.

La cura de las dolencias se produce cuando el masaje efectuado en las zonas reflejas de los pies, activa la irrigación de la sangre, incrementando el envío de un grupo de sustancias nutritivas que favorecen la expulsión de las toxinas.

Algunos de los beneficios y de las dolencias que pueden ser tratadas con reflexología

La reflexología funciona en personas de todas las edades, pero a edades más avanzadas y mayores dolencias, el masaje deberá ser más enérgico y profundo que en niños pequeños en los que un leve frotamiento es suficiente.

  • Trastornos óseos como: contracturas, dolores de columna, etc.
  • Problemas circulatorios
  • Tensiones y estrés
  • Edemas, sistema linfático, eliminación de toxinas
  • Nivela el sistema nervioso
  • Disminuye los dolores
  • Descongestiona
  • Incrementa la energía y la vitalidad
  • Mejora el sueño y el descanso
  • Favorece la autocuración y mejora la inmunidad
  • Tiene un papel preventivo equilibrando la energía del organismo

La reflexología, es una terapia complementaria, que de ninguna manera sustituye a la medicina tradicional sino que como bien dice la palabra la complementa, ayudando a que el tratamiento sea más rápido y efectivo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.7 (3 votes)