Nuevas recomendaciones para la osteoporosis

El grupo de trabajo U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) un grupo de servicios preventivos de los Estados Unidos, amplia las directrices para la evaluación preventiva de la osteoporosis, al incluir a las mujeres de 65 años de edad y de menos (edad postmenopáusica) con factores de riesgo (que las vuelvan igual de vulnerables a las fracturas óseas que a las de 65) en los análisis de rutina de detección de dicha enfermedad.

El Dr. Ned Calonge, presidente del USPSTF, señaló que un ejemplo de mujer con factores de riesgo, es aquella en edad postmenopáusica que no ha llegado a los 65 años, pero es delgada, fuma, consume alcohol con frecuencia y tiene antecedentes familiares de fracturas óseas, todo lo cual incrementa el riesgo de padecer osteoporosis.

Este grupo de trabajo, USPSTF, está integrado por un panel de especialistas en atención preventiva y básica. Es financiado por la Agencia de Investigación y Calidad en la Atención de Salud Federal y se dedica a realizar recomendaciones en relación a la salud, luego de evaluar toda la evidencia médica disponible.

El presidente de USPSTF, señala que las nuevas directrices actualizan las del 2002, cuando la evidencia no era suficiente como para sugerir que las mujeres de menos de 60 años se podían beneficiar con la adopción de medidas preventivas. En cambio los datos obtenidos recientemente, indican que si esas mujeres reciben tratamiento, las posibilidades de fracturas disminuyen.

De acuerdo a lo indicado por el grupo de trabajo, la prueba de evaluación de la osteoporosis, debe ser solicitada por las mujeres a sus médicos y éstos deben proveerla. Las más frecuentes para valorar la salud de los husos son: El ultrasonido cuantitativo de talón y la absorciometría dual de rayos X (DXA) de la cadera y la espina lumbar.

El tratamiento preventivo de fracturas óseas a causa de esta enfermedad, debe incluir consumo suficiente de calcio, vitamina D, práctica regular de ejercicios de fuerza con pesas e ingesta de fármacos.

De acuerdo al informe de USPSTF, cuyas directrices aparecen publicadas en la edición de enero de la revista “Annals of Internal Medicine”, para 2012, aproximadamente, 12 millones de norteamericanos de más de 50 años padecerán osteoporosis. Más del doble de todas las mujeres desarrollará una fractura ósea asociada dicha enfermedad luego de la menopausia, 15% de las cuales serán de cadera, que se relaciona con discapacidad, dolor crónico, pérdida de independencia y riesgo de muerte.

Si bien la osteoporosis no es una enfermedad que padezcan únicamente las mujeres, la incidencia es menor en los hombres y el grupo no encontró evidencia suficiente como para recomendar evaluación preventiva a los hombres.

Las nuevas directrices de USPSTF se aproximan a las realizadas por otros grupos como ser la National Osteoporosis Foundation (NOF). Ésta última actualmente aconseja pruebas de densidad mineral ósea a las mujeres desde los 65 años adelante, así como para mujeres postmenopáusicas menores que tengan factores de riesgo.

Pero la diferencia entre las recomendaciones del NOF y la USPSTF, es que las de la primera también incluyen pruebas a los hombres desde los 70 años en adelante, así como para aquellos entre 50 y 69 que presentan factores de riesgo.

Puntaje: 
Sin votos aún