Problemas digestivos comunes que pueden resultar embarazosos

Algunos problemas digestivos muy comunes se dan con mayor frecuencia entre las mujeres, entre ellos se destacan:

Entre los problemas digestivos que pueden acarrear situaciones embarazosos están:

Tener gases durante el sexo

Este es un problema digestivo bastante molesto y embarazoso no sólo para quien lo padece sino también para su pareja sexual del momento. Para solucionarlo, se aconseja no ingerir alimentos que producen gases (grasas, coliflor, brócoli, repollo, frijoles, lentejas, ciruelas, cereales, entre otros) ni bebidas gaseosas unas cuantas horas antes de tener relaciones e ir al baño previamente para expulsarlos si es que los hubiera.

No poder evitar los gases en público

Al igual que en el ítem anterior esta situación resulta tan incómoda para quien los tienen como para quienes están a su alrededor. Para evitarlos se aconseja seguir una dieta que no contenga los alimentos que producen gases como ser los lácteos, verduras, fructosa, carbohidratos, entre otros, consumir probióticos y si aún así el problema persiste consultar a un médico, porque podría tratarse de un parásito u otro trastorno. Otra alternativa para minimizar el impacto de la eliminación de gases en público, es utilizar ropa interior de filtro de carbono, disponible online, que absorbe el olor, aunque no el ruido.

No llegar a tiempo al baño

Hay personas que por sus problemas digestivos no llegan a tiempo al baño y se hacen encima. Algunas sugerencias en estos casos son:

  • Usar el baño antes de salir de casa siempre
  • En casos de diarrea asociada al estrés tomar loperamida antes de salid de casa durante un período de seis meses. Consultar antes al médico si padece enfermedad inflamatoria intestinal
  • Utilizar pañales descartables para adultos y llevar siempre una muda de ropa al salir de casa

Evitar las diarreas durante los viajes

Al viajar muchas veces las personas padecen diarrea producto del agua del lugar, de las frutas y verduras mal lavadas, etc., para prevenirlo se aconseja:

  1. Lavarse los dientes con agua embotellada
  2. No beber bebidas con hielo, ya que el agua utilizada párale mismo puede que no sea potable
  3. Obviamente no beber agua del grifo ni utilizarla para cocinar ni dada por el estilo, salvo que antes se la hierva durante 10 minutos
  4. Comer sólo frutas y verduras que puedan pelarse, no comer éstas últimas crudas en ensaladas por ejemplo de espárragos

Hemorroides

Una dieta rica en fibra puede prevenir las hemorroides ya que facilita y aligera el tránsito intestinal. Algunas otras recomendaciones son:

  1. Beber abundante líquido
  2. Consultar al médico por los suplementos de fibra que pueden contribuir a evitar el sangrado
  3. Tomar aceite mineral que facilita la eliminación de las heces evitando así el sangrado, pero debe consultarse al médico y no debe usarse por períodos de tiempo demasiado extensos. Se toma con el desayuno o el almuerzo, nunca antes de ir a la cama
  4. Un baño de inmersión en agua tibia alivia la irritación y picazón local
  5. El uso local de esteroides puede ayudar y el analgésico presente en estos medicamentos reducir el dolor

Estreñimiento

Muchas veces suele ocurrir que una persona siente ganas de ir al baño, pero al llegar no logra eliminar las heces y pareciera que éstas quedaran ahí, detenidas en la puerta del ano, esto se denomina defecación obstruida, las heces bajan pero no salen. Se debe a la insuficiente o inadecuada contracción de los músculos. Para mejorar esto, es preciso realizar una dieta rica en fibra, salvado, beber mucho líquido y realizar ejercicio.

Síndrome de colon irritable

Cerca de 35 millones de personas padecen este síndrome, dolor abdominal, molestias, gases, hinchazón, diarrea, estreñimiento, etc., y no consultan al médico. Se aconseja buscar atención médica si existe:

  1. Repentina aparición de dolor abdominal
  2. Sangrado rectal
  3. Pérdida involuntaria de peso
  4. Diarrea que reaparece o empeora
  5. Estreñimiento repentino
  6. Debilidad, mareos
  7. Deshidratación
  8. Hinchazón que no desaparece
  9. Vómitos

No poder salir a comer porque todo le hace mal

Salir a comer afuera puede ser todo un tema para aquellas personas que tienen problemas digestivos, ya que muchos de los ingredientes de los platillos son contraproducentes. Por ello, se aconseja elegir el lugar con anticipación, llamar por teléfono y hablar con el chef del restaurante acerca de sus necesidades y preferencias, de las cosas que puede y no puede comer, a fin de llegar a un acuerdo de antemano. Si esto no es posible, escoger otro lugar.

Distensión abdominal

Muchas personas al final del día están tan distendidas que parecen embarazadas y eso les causa mucho malestar más allá del estético. Por ellos se aconseja comer alimentos que no produzcan gases, evitar las bebidas gaseosas, masticar chicle, tomar yogures con probióticos, reducir el nivel de estrés, fortalecer la musculatura abdominal. Y cuando nada de esto funciona, optar por ropa más holgada, con elástico en la cintura, suéteres amplios, sueltos, que disimulen la hinchazón abdominal.

Calambres abdominales y ganas desesperantes de ir al baño al correr

Muchas corredoras se quejan de que al correr unos 5 kilómetros, sienten calambres abdominales y muchas ganas de ir al baño. Para que esto no suceda se recomienda:

  1. Evitar las barras de cereales ya que pueden ser la causa de este problema
  2. Comenzar a aumentar la distancia de recorrido al correr gradualmente, no correr distancias muy largas de primera
  3. Cuando aparece el calambre inclinarse hacia delante y apretar los músculos
  4. Tomar algún antiespasmódico unos 30 minutos antes de salir a correr
Puntaje: 
Sin votos aún