Luxación del coxis

El coxis es el hueso inferior de la columna que se sitúa debajo del sacro. La luxación es la separación del coxis del sacro frecuentemente como consecuencia de un golpe o impacto. El coxis se desplaza para adelante o atrás, pero no se separa completamente del sacro, sino que pivotea para un lado u otro según como sea la fuerza del impacto. Así los ligamentos que unen a los dos segmentos, pueden distenderse o desgarrarse.

Causas:

Las dos más frecuentes son:

  • Caídas fuertes sobre el coxis en las cuales la fuerza del golpe causa en desplazamiento del coxis
  • Parto: El bebé desplaza el coxis, generalmente hacia atrás, al pasar por el canal de parto. Esto ocurre comúnmente cuando el bebé es muy grande y la pelvis de la madre pequeña

Síntomas

  • Dolor: El desgarro o la distensión del coxis pueden resultar muy doloroso, ya que los ligamentos que unen al coxis y al sacro reciben varias fibras nerviosas
  • Inflamación de la zona
  • Dolor localizado en la zona
  • El dolor es más frecuente al estar sentado, sobre todo sobre una superficie dura, ya que así aumenta la distensión o presión sobre los ligamentos desgarrados

Diagnóstico

Para realizar el diagnóstico, el médico realiza una examinación física y revisa la historia clínica del paciente y con ello generalmente es suficiente. Solamente en casos más graves puede recurrirse a una radiografía.

Tratamiento

En general la luxación no es de gravedad, ya que se debe sólo a la distensión del ligamento y se cura espontáneamente con el tiempo. Para calmar el dolor y la inflamación, se utilizan analgésicos y antiinflamatorios en la fase aguda, hasta que el dolor desaparezca.

Un almohadón con un hueco en el medio para evitar la presión directa sobre el coxis mientas se está sentado es una buena solución para que el dolor no sea tan intenso.

En casos poco frecuentes el médico recurre a la reducción manual de la luxación, es decir la recolocación manual hacia la posición correcta.

Cuando la luxación es grave, es decir causa un dolor muy intenso, no cesa, no mejora con el tiempo y el tratamiento conservador no es efectivo, se recurre a la intervención quirúrgica para fijar la posición del coxis o extraerlo según el caso. La cirugía de extirpación del coxis se llama coccigectomía; las complicaciones son poco frecuentes pero las hay, la más común es la infección debido a que la cirugía es muy cerca del ano. También esta intervención incrementa el riesgo de hernia perineal en el futuro.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (2 votes)