Dolor en el pecho

De acuerdo con información de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, cada año llegan a las salas de emergencia, aproximadamente, unos 7 millones de personas con dolor en el pecho, pero no todas están sufriendo un ataque cardiaco.

Si bien es común que este síntoma se asocie directamente con el infarto, existen otras posibles causas:

  • Acidez – indigestión
    Este tipo de problemas digestivos causan inflamación del esófago, y como se ubica cerca al corazón, ambos pueden producir muchísimo dolor pectoral, que por su intensidad y persistencia podría confundirse con un ataque cardiaco.
  • Angina de pecho
    Es un síntoma que se manifiesta cuando la irrigación sanguínea al músculo cardíaco es insuficiente y se caracteriza por dolor pectoral que puede extenderse hacia los brazos, hombros, espalda, cuello e incluso la mandíbula.
  • Ataques de pánico
    Entre los síntomas característicos de estos ataques están el dolor y opresión en el pecho, las palpitaciones, la falta de aire y el hormigueo, todos los cuales son compartidos con el ataque cardíaco.
  • Costocondritis
    De acuerdo con una investigación que se publicó en 2009 en la revista científica American Family Physician, entre el 13 y el 36% de los adultos que consultan por dolor pectoral tendrían esta afección. Se trata de una inflamación en el cartílago encargado de conectar una costilla al esternón y cuyo principal síntoma es el dolor torácico, por lo que podría confundirse con un infarto u otro problema cardíaco.
  • Dolor muscular
    Puede suceder que un dolor muscular o desgarro, producto de un mal esfuerzo o movimiento brusco, sea el causante del dolor en la zona del pecho y sea confundido con un infarto.
  • Enfermedades pulmonares
    Son varias las que podrían causar dolor en el pecho y confundir a quien las padece, dentro de ellas:
    • Pleuresía, es la inflamación de la pleura que produce dolor en el pecho al toser o respirar.
    • Neumonía, infección pulmonar que produce un dolor torácico punzante que se agrava al toser o respirar hondo.
    • Embolismo pulmonar, bloqueo repentino de una arteria en los pulmones.

Es importante tener claro cuáles son los principales síntomas del ataque cardíaco para poder actuar de inmediato y prevenir una posible muerte. Sin embargo, hay casos que se producen con síntomas muy leves e incluso algunos son asintomáticos, es decir, que no muestran síntomas en sí.
Por ello, es fundamental saber que existen otras afecciones que pueden presentar síntomas similares y confundirse con el ataque cardíaco, y aunque algunas de estas no sean tan graves, deben ser atendidas y tratadas oportunamente.

Puntaje: 
Sin votos aún