Contractura isquémica de Volkmann

Se trata de una deformidad de la mano, que incluye la muñeca y los dedos como consecuencia de una lesión a los músculos del antebrazo.

Causas

Se produce cuando hay una carencia en el flujo de sangre al antebrazo, lo que, generalmente, ocurre cuando hay un incremento de presión a causa de una hinchazón (afección llamada síndrome compartimental).

Una lesión en el brazo (por fractura o aplastamiento) puede conducir a una hinchazón que comprime los vasos sanguíneos y puede reducir el flujo de sangre al brazo. Una reducción por mucho tiempo en el flujo sanguíneo produce daño a los nervios y los músculos, llevando a que se acorten y se queden rígidos.

Cuando el músculo se acorta, tira de la articulación en el extremo del músculo y como éste está rígido, ésta queda curvada y bloqueada (esto es lo que se denomina contractura).

En la contractura de Volkman, los músculos del antebrazo están muy lesionados, lo cual lleva a deformidades en la mano, la muñeca y los dedos de la mano.

La gravedad de la contractura de Volkman es de 3 niveles:

  • Leve: Contractura de dos o tres dedos con poca a nada pérdida de la sensibilidad
  • Moderada: todos los dedos se encuentran flexionados y el pulgar se pega a la palma de la mano, la muñeca puede permanecer pegada y bloqueada y en, general, hay pérdida de la sensibilidad
  • Grave: Se encuentran comprometidos todos los músculos en el antebrazo que flexionan y extienden la muñeca y los dedos. Este nivel de la afección es muy incapacitante

La lesión que en general causa la afección es una fractura de codo en los niños. Otras afecciones que pueden aumentar la presión en el antebrazo son:

  • Fractura del antebrazo
  • Quemaduras
  • Inyección de algunos medicamentos en el antebrazo
  • Mordedura de animales
  • Trastornos hemorrágicos
  • Exceso de ejercicio

Síntomas

El principal síntoma es dolor que no sede inclusive en reposo o con analgésicos y que empeora con el tiempo. Si la presión permanece se presentará:

  • Reducción de la sensibilidad
  • Debilidad
  • Palidez en la piel

Tratamiento

Si se produce una fractura en el codo o antebrazo, la persona debe utilizar un cabrestillo o férula para inmovilizar la zona y mantener el brazo en alto por sobre el nivel del corazón. Con ello se previne una lesión más grave y la excesiva inflamación.

El tratamiento más reccomendable, es la cirugía temprana para liberar la presión en el antebrazo, antes de que se produzca una lesión permanente en los nervios o músculos. En algunos casos es necesaria una cirugía para alargar y transferir los músculos, para trata de recuperar algo de la funcionalidad en la mano. Pero esta cirugía no es tan efectiva como el diagnóstico precoz.

Pronóstico

El pronóstico dependerá de la etapa y gravedad de la enfermedad al momento de comienzo del tratamiento.

Si la cirugía para aliviar la presión es realizada antes de que ocurra daño permanente, el desenlace clínico suele ser bueno. Si la presión en el antebrazo es alta durante mucho tiempo, puede presentarse daño permanente en los nervios y músculos. Si un nervio permanece comprimido por más de 12 horas, en general resulta dañado definitivamente.

Los pacientes con contracturas musculares leves que solamente involucran algunos dedos, tienen mayor probabilidad de volver a su funcionamiento normal. Las personas que pierden el funcionamiento normal de todos los músculos encargados de mover los dedos de las manos y la muñeca, necesitan una intervención quirúrgica reconstructiva y la recuperación no es completa.

Complicaciones

El funcionamiento de la mano y muñeca será peor, si la contractura es severa. En casos graves, la mano puede dejar de trabajar completamente y la persona perder la sensibilidad en la zona.

Puntaje: 
Sin votos aún