Primary tabs

Mantener la mente y la agenda ocupadas, son algunas de las estrategias efectivas

La tristeza invernal

El Trastorno Afectivo Estacional es un tipo de depresión que se vincula con la época fía del año, con el invierno. Con la llegada del frío, puede aparecer en algunas personas una especie de tristeza no transitoria, sino que permanece durante toda la estación.

Para poder hacer frente a la tristeza invernal, es fundamental estar muy atentos a los síntomas que incluyen: Incremento del hambre, somnolencia, depresión por las tardes, deseo de estar en soledad, descenso de los niveles de energía, dificultades de concentración, etc. Estos suelen aparecer en el otoño y prolongarse hasta los últimos días del invierno.

1

Consumir vitamina D

La luz solar es una de las principales fuentes de vitamina D, durante los meses del invierno el sol se ve poco y la carencia de esta vitamina puede ser una de las causas de la tristeza invernal. Por ello, tomar algún suplemento con esta vitamina durante esta época del año, puede ser la solución.

2

Jugar con los niños

Compartir momentos de diversión y juego con los niños, es una estrategia perfecta para devolverle un poco de alegría a la vida y combatir la depresión invernal.

3

Tener una vida social ocupada

Es muy frecuente que en los meses más fríos del año las personas abandonen un poco las salidas sociales, ya que se sienten perezosas de salir con el frío, la lluvia, etc. Pero no hay mejor antídoto contra de depresión de invierno, que salir de casa y socializar con amigos, conocidos, compañeros de trabajo, etc. La regla debe ser: Socializar no hibernar.

4

Darle color al invierno

Según un estudio de Asociación Americana de Psiquiatría, darle color a la vida durante los meses de frío, favorece la prevención de los síntomas de depresión invernal. Ya que el invierno suele estar asociado con los colores oscuros, grises y el verano, la alegría con colores vivos y brillantes.

5

Enfocarse en las tareas que más gustan

Pasar tiempo realizando aquellas actividades que gratifican, que producen felicidad, ya sea pasatiempos, hobbies, etc., como ser pintar, escribir, bailar, tejer, etc. Toda actividad que resulte placentera, ayuda a evadir la depresión.

6

Exponerse a la luz brillante

Según un estudio publicado en la revista Psychiatry Research, la exposición durante 2 horas diarias por un par de semanas a la luz brillante, revierte los síntomas de la tristeza.

7

Mantener la mente ocupada

La depresión afecta la actividad del cerebro, por ello mantenerlo ocupado con algo: Estudio, lectura, juegos que desafíen la mente, etc., ayuda a que el cerebro esté ocupado y no se deprima.

8

Una escapada al calor

Aquellas personas que tienen la oportunidad, económica y laboralmente, de tomarse unas vacaciones y viajar hacia lugares de calor, hacerlo es la mejor opción para escapar a la depresión invernal.

9

Hacer ejercicio físico de manera regular

El ejercicio ayuda a equilibrar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que está asociado al estado de ánimo, y en consecuencia la persona se siente mejor y más alegre.

10

Reducir la ingesta de carbohidratos

Hay estudios que asocian una menor ingesta de hidratos de carbono, con un incremento en la energía corporal y en consecuencia de la alegría, el optimismo.

Los especialistas recomiendan a las personas que padecen este tipo de trastorno, no aferrarse a la tristeza, buscar ayuda ante la primera presencia de alguno de los síntomas.

Los casos en que el Trastorno Afectivo estacional evoluciona hacia estadios depresivos más profundos son pocos. Por ello, reconocer los síntomas, contribuye a anticiparse a ellos y planear estrategias que ayuden a transitar de la mejor manera el Trastorno Afectivo Estacional.

Agregar comentario