La mayoría de las personas tiene algunas posiciones para dormir que prefieren y éstas son las que usan cada noche para descansar. Sin embargo, hay estudios que sugieren que dormir de lado izquierdo es beneficioso para la salud.

1 Mejora la función del sistema glinfático

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Neuroscience en 2015, dormir del costado izquierdo favorece la función del sistema glinfático, ya que se eliminan mejor los residuos cerebrales. Esto disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades neurológicas como el Parkinson y el Alzhéimer.

La doctora Helene Benveniste, autora principal del estudio explicó al respecto:

El análisis muestra que el transporte glinfático es más eficiente en la postura lateral, en comparación con las otras dos posturas.

La doctora Maiken Nedergaard, otra autora del estudio, explica sobre las enfermedades neurológicas y el sueño:

Muchos tipos de demencia están vinculados a los trastornos del sueño, incluyendo la dificultad para conciliar éste. Parece cada vez más claro que estos problemas pueden acelerar la pérdida de memoria en la enfermedad de Alzheimer. Nuestros hallazgos aportan nuevos conocimientos sobre el asunto, mostrando lo importante que es la posición en la que duermes.

2 Mejora el sistema linfático

El bazo está ubicado del lado izquierdo y es fundamental para filtrar la sangre y realizar una correcta función del sistema linfático. Al dormir de lado, se logra que los fluidos lleguen al bazo por la natural fuerza de gravedad, favoreciendo así su tarea. La linfa drena mayoritariamente hacia el lado izquierdo.

3 Mejora la acidez estomacal

El páncreas y el estómago están del lado izquierdo del cuerpo. Por ello, si se adopta esta posición para descansar, se favorece la digestión, ya que los jugos gástricos son mejor canalizados y las enzimas pancreáticas son secretadas con mayor facilidad. Además cuando se tiene acides estomacal o reflujo es muy importante la posición que se adopta a dormir. Si bien la que suelen recomendar los médicos es con la cabeza un poco elevada por encima de los hombros para que el ácido estomacal no suba, dormir sobre el costado izquierdo también tiene sus beneficios. Hay evidencia científica que demuestra que dormir del lado derecho empeora la acidez en la noche, porque se relaja el esfínter esofágico inferior favoreciendo el tránsito del ácido gástrico. Un estudio publicado en el Journal of Clinical Gastroenterology realizó una experiencia en un grupo de personas sanas. Las alimentó durante varios días con comidas de alto contenido graso para estimular los ácidos estomacales. Luego las hizo acostar sobre ambos lados, mientras eran monitorizados sus niveles de acidez. El hallazgo fue que el reflujo fue muy superior cuando se acostaban del lado derecho. Otro estudio en la misma línea publicado en el American Journal of Gastroenterology, encontró resultados similares. Reclutó a un grupo de personas con acidez crónica y estudió la respuesta de los niveles de acidez durmiendo de uno y otro lado, luego de una comida copiosa. El resultado fue significativo: Los que se acostaron sobre el lado izquierdo experimentaron menores niveles de acidez.

4 Beneficioso para el corazón

El 80% del corazón se ubica del lado izquierdo, al dormir sobre ese lado la linfa drenada es impulsada por la fuerza de gravedad, reduciéndole así su trabajo durante el sueño. Además bombea la sangre con mayor facilidad.

En el embarazo se suele recomendar a las mujeres, dentro de lo posible, dormir del lado izquierdo para evitar ejercer presión sobre la vena cava, la mayor vena del organismo, que transporta gran cantidad de sangre al corazón y a la placenta. A esta recomendación se suman los hallazgos de científicos de la Universidad de Auckland, Nueva Zelandia, que sugieren que dormir sobre el lado derecho en las últimas semanas del embarazo, podría asociarse con un riesgo mayor de muerte fetal. Este novedoso descubrimiento tiene relación directa con la presión que se ejerce al dormir sobre ese lado sobre la vena cava. Ya que se reduce el flujo de sangre y oxígeno que le llega al bebé.

Puntaje: 
Sin votos aún