Se trata de una inflamación de la córnea, tejido en forma de cúpula que está en la parte delantera del ojo que cubre el iris y la pupila.

La queratitis puede ser infecciosa o no. Cuando no es infecciosa la causa puede ser una lesión leve como un rasguño o por el uso prolongado de lentes de contacto. La queratitis infecciosa puede ser consecuencia de virus bacterias parásitos u hongos.

Causas

  • Lesión: Una pequeña lesión como una arañazo sobre la superficie de una de las corneas puede producir queratitis y además favorecer el ingreso de bacterias u hongos causando queratitis infecciosa
  • Virus: El herpes o la bacteria causante de la clamidia (bacteria Chlamydia trachomatis) o de la sífilis (Treponema pallidum) pueden causar queratitis
  • Agua contaminada: Las bacterias y hongos presentes en el agua pueden penetrar en los ojos al sumergirse en lagos, ríos, playas, piscinas y causar queratitis
  • Lentes de contacto contaminados: Algunas bacterias u hongos pueden habitar en la superficie de la lente y contaminar la córnea, causando queratitis infecciosa

Síntomas

  • Dolor en los ojos
  • Dificultad para abrir el párpado a consecuencia del dolor o irritación
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz)>/li>
  • Inflamación alrededor de los ojos
  • Enrojecimiento del ojo
  • Exceso de lagrimas
  • Visión borrosa
  • Picazón, ardor o sensación de arenilla en el ojo
  • Sensación de objeto extraño en el ojo

Tratamiento

Queratitis no infecciosa

El tratamiento dependerá de la causa. Pero para los casos más leves, como por ejemplo cuando la causa es el uso prolongado de lentes de contacto, un parche ocular durante 24 horas y uso de medicamentos tópicos oculares puede ser suficiente.

Queratitis infecciosa

El tratamiento depende de la causa:

  • Queratitis bacteriana: Para los casos leves, e uso de gotas antibacterianas para los ojos puede ser suficiente. En casos de infección moderada a severa, puede ser preciso antibiótico oral e incluso gotas de corticosteroides
  • Queratitis viral: Cuando la causa es un virus como el herpes, el uso de gotas oftálmicas antivirales y medicamentos orales antivirales pueden ser la solución. Pero puede que el virus no sea eliminado completamente y la afección retorne en el futuro
  • Queratitis micótica: El tratamiento incluye uso de gotas para los ojos antifúngicas y medicamentos antimicóticos
  • Queratitis por Acanthamoeba: Cuando la causa es el parásito Acanthamoeba, puede ser difícil de tratar. Puede recurrirse al uso de gotas antibióticas. Los casos más graves pueden requerir transplante de córnea

Queratitis intersticial

Se trata de una grave afección en la que crecen vasos sanguíneos en la córnea. Dicho crecimiento puede causar pérdida en la claridad de la córnea y conducir a la pérdida de la visión.

La causa más frecuente de la afección son las infecciones, la más común es la sífilis, aunque en general, la enfermedad de trasmisión sexual es tratada antes de que llegue a afectar la visión. Otras causas abarcan:

Síntomas

  • Dolor ocular
  • Fotofobia (sensibilidad a la luz)>/li>
  • Lagrimeo en exceso

Tratamiento

Debe ser tratada la enfermedad subyacente. El uso de gotas con corticosteroides puede ayudar a reducir la cicatrización y salvar la claridad de la córnea.

Luego de la inflamación, la cornea queda con importantes cicatrices y vasos sanguíneos anormales. En esta etapa, la única forma de restaurar la visión es con un transplante de córnea.

Pronóstico

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la queratitis intersticial y de su causa subyacente, puede resguardar la claridad de la cornea y la buena visión.

El transplante de córnea no es para esta afección tan efectivo como sí lo es para otras enfermedades cornéales. Los vasos sanguíneos en la córnea afectada, acarrea glóbulos blancos para la córnea transplantada, aumentando de este modo el riesgo de rechazo.

Puntaje: 
Sin votos aún