Donación voluntaria de sangre

La sangre que se recaba vía donación voluntaria es mucho más segura que la obtenida por reposición porque reduce la posibilidad de contagio de enfermedades.

(Andina). La sangre que se recaba vía donación voluntaria es mucho más segura que la obtenida por reposición porque reduce la posibilidad de contagio de enfermedades, señaló el jefe del Servicio de Medicina Transfuncional del hospital Rebagliati, Jesús Díaz en Lima, Perú.

El especialista explicó que los donantes voluntarios acuden a los bancos de sangre sabiendo que su estado de salud es el adecuado para la extracción; mientras que los demás lo hacen frente a una emergencia, muchas veces sin considerar que puedan padecer de algún mal.

Cuando un paciente necesita reponer unidades de sangre que ha recibido en el hospital, a veces obliga a sus familiares y éstos ocultan que tienen o han tenido alguna enfermedad que pudiera ser transmitida”, señaló Díaz, a la agencia de noticias Andina.

También señaló que el porcentaje de donantes voluntarios del referido nosocomio de EsSalud no supera el dos por ciento, lo que representa un porcentaje muy bajo considerando que en otros países del continente como Colombia se llega al 50 por ciento.

No obstante, aclaró que los bancos de sangre de Essalud realizan los procedimientos necesarios para identificar la presencia de algunas enfermedades en la sangre de los donantes antes de ser entregada a los pacientes.

Más donaciones al año

Díaz Franco recordó que el número de donantes que se presentan al banco de sangre del hospital Rebagliati, de Essalud, se incrementa cada año; sin embargo, consideró que este acto de generosidad todavía debe promoverse mucho más en la población.

Normalmente requerimos casi la misma cantidad de unidades de sangre que recibimos, aunque en ocasiones tenemos déficit de plaquetas, porque éstas solo tienen una resistencia de cinco días, comentó.

Detalló que diariamente reciben a 150 postulantes para la donación, de los cuales 50 son rechazados por presentar enfermedades transmisibles o no encontrarse en condiciones óptimas de salud para la extracción.

El 15 por ciento de donantes son retirados, principalmente, por hepatitis B, sífilis, VIH, enfermedad de Chagas, por tener conductas de riesgo o haber viajado a zonas con peligro de contagio de alguna enfermedad, señaló Díaz.

Agregó que durante el 2010 se presentaron unos 51 mil postulantes para la extracción, de los cuales 35 mil se convirtieron en donantes y solo 26 mil unidades de sangre resultaron aptas para las transfusiones. En lo que va del año se vienen presentando 15 mil donantes. La meta es superar los 40 mil hasta diciembre.

Puntaje: 
Sin votos aún