La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico, que de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta, aproximadamente, a 52 millones de personas en todo el mundo. Dependiendo de los síntomas predominantes la enfermedad, puede ser de diferentes tipos.

Algunos tipos de esquizofrenia

1 Esquizofrenia paranoide

La esquizofrenia paranoide es el tipo más frecuente del trastorno. Su comienzo puede ser más tardío que en los demás. Se caracteriza por las alteraciones de las percepciones y el pensamiento, manifestación de alucinaciones auditivas (voces irreales que le hablan y dicen qué hacer al enfermo) e ideas delirantes y de persecución. El pronóstico suele ser más favorable en comparación con los otros tipos de esquizofrenia. En general, los enfermos logran tener una vida con cierta autonomía.

Factores de riesgo

Como no se puede hablar de causas, porque no están totalmente claras y generan cierta polémica, se hace referencia a factores de riesgo:

  • Ambientales: La prevalencia de la esquizofrenia paranoide es mayor entre los niños de los medios urbanos, de ciertas etnias minoritarias y entre aquellos que nacen a fines del invierno y comienzos de la primavera.
  • Genéticos: La predisposición está dada por un grupo de alelos de riesgo (formas alternativas de un mismo gen, que son diferentes en su sucesión y producen variaciones hereditarias características como por ejemplo: El grupo sanguíneo) que están asociados también con otras enfermedades mentales como la depresión o el trastorno bipolar, por ejemplo.
  • Fisiológicos: Complicaciones en el embarazo como estrés, diabetes, malnutrición, infecciones; problemas en el parto como por ejemplo falta de oxígeno al bebé; así como la elevada edad de los padres, se relacionan con un mayor riesgo de desarrollar el trastorno.

Síntomas

  • Ira.
  • Ansiedad.
  • Tendencia a la discusión.
  • Inhibición.
  • Extrema vehemencia.
  • Aires de superioridad en ocasiones.
  • Las ideas persecutorias pueden predisponer al enfermo al enfado, a la violencia y al suicidio. Su visión distorsionada de la realidad los lleva a pensar que los demás lo observan, los controlan, lo persiguen.

Tratamiento

La esquizofrenia paranoide se trata con una combinación de fármacos ansiolíticos, antipsicóticos, neurolépticos y psicoterapia.

2 Esquizofrenia Catatónica

Es un tipo de esquizofrenia que se caracteriza por afectar, fundamentalmente, la actividad motora, los músculos quedan tensos de modo tal que el enfermo parece un muñeco de cera. Puede presentar además indiferencia o agitación. Pasar varias horas manteniendo posiciones rígidas o pasar al otro extremo de la excitación. Debido a que el tratamiento es el mismo que el de la esquizofrenia general y gracias a los avances en el mismo, la prevalencia de este subtipo ha disminuido considerablemente.

Algunos de los síntomas de la esquizofrenia Catatónica abarcan:

  • Mutismo.
  • Problemas psicomotrices graves.
  • Excitación Intensa.
  • Incapacidad de reaccionar al entorno y disminución en la actividad y movimientos.
  • Resistencia al desplazamiento.
  • Negativismo.
  • Posturas extravagantes.
  • Rigidez: Ante los intentos de los demás por mover al paciente.

Tratamiento

Uso de benzodiacepinas y antipsicóticos atípicos, en algunos casos.

3 Esquizofrenia Hebefrénica

La esquizofrenia hebefrenia también llamada esquizofrenia desorganizada, es otro de los tipos del trastorno. Se caracteriza por el lenguaje y pensamiento desorganizado y repetitivo (de ahí su nombre). Alteraciones emocionales espontáneas raras e inapropiadas. Las causas no se conocen con exactitud y suele iniciarse antes de los 25 años.

Factores de riesgo

  • Antecedentes en la familia de psicosis o depresión.

Síntomas

  • Reacciones emocionales raras e inconvenientes.
  • Delirios.
  • Alucinaciones.
  • Anhedonia (imposibilidad de sentir placer).
  • Carencia de motivación.
  • Discurso carente de sentido.
  • Comportamientos extraños, no constructivos.
  • Lenguaje desorganizado y sin reparar en la gramática.

Tratamiento

El tratamiento apunta a reducir los síntomas y puede incluir psicoterapia y fármacos antipsicóticos.

Puntaje: 
Sin votos aún