Miedo a ir al médico y miedo a ir al dentista

Latrofobia y odontofobia

Latrofobia

Por miedo a qué le encuentren algo, por escapar a posibles estudios y chequeos posteriores, etc., muchos temen ir al médico y lo evitan lo máximo posible.

La latrofobia se refiere básicamente al miedo incontrolable por ir al médico. Por ello, se le denomina como fobia, porque se trata de un temor anormal e injustificable, que puede llevar a serios problemas de salud por la falta de consulta ante la presencia de síntomas de enfermedad. Además esta fobia puede causar problemas de estrés psicológico, cuando la persona escucha hablar sobre temas médicos, consultas, patologías, etc.

El miedo al médico puede asociarse con una experiencia previa en la consulta, alguna experiencia traumática durante la infancia, etc.

El temor o la evitación de los médicos puede estar justificado en algunos casos por la despersonalización que actualmente afecta a la medicina y al contacto del médico con su paciente. En este sentido, la vuelta al viejo médico de cabecera sería una buena solución para esto. Aquel médico de familia que conoce a todos y cada uno de los miembros de una familia, sabe cómo tratarlos y transmite mucha confianza.

Los síntomas de la latrofobia pueden incluir:

  • Ansiedad o pánico al escuchar sobre temas relacionados con la medicina
  • Evitar de todas maneras acudir a la consulta médica
  • Falta de aliento
  • Náuseas
  • Sudoración excesiva
  • Palpitaciones
  • Temblores
  • Sequedad bucal
  • Incapacidad para hablar o pensar claramente
  • Miedo a la muerte

Odontofobia

Se trata de un miedo intenso y desproporcionado asociado a todo lo que tenga que ver con la odontología. Este temor lleva a quienes padecen esta fobia a evitar ir al odontólogo y prefieren soportar el dolor o molestia antes que ir a un consultorio.

Este temor puede o no ser reconocido por la persona y en general se corresponde con una experiencia traumática anterior, como ser dolor intenso en una consulta durante algún procedimiento, pérdida de alguna pieza dental, falta de información, etc.

Entre los temores más frecuentes de la odontofobia están:

  • Temor al odontólogo como tal, por el poder que representa ante el indefenso paciente sometido en el sillón
  • Sentimiento de invasión ante una situación en la cual no puede moverse ni hablar
  • Miedo como consecuencia de la vergüenza por el estado de la boca

Se estima según un estudio publicado en diciembre de 2012 en la revista Journal of Health Psychology, el 65% de los dentistas se ven afectados por la odontofobia que sufren sus pacientes. Y la hipnosis, sí como el uso de imágenes 3 D de realidad virtual, pueden ser eficaces para disminuir los niveles de ansiedad de los pacientes.

Es importante que estas dos fobias sean tratadas, ya que de lo contrario pueden poner en riesgo la salud de la persona e incluso, en casos extremos, llevarlo a la muerte.

Agregar comentario