Fibromialgia
Fibromialgia

El próximo domingo 12 de mayo se celebra en el mundo el Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica. La fecha elegida fue al igual que en el Día Internacional de la Enfermera, en honor al nacimiento de la enfermera inglesa Florence Nightingale.

La Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica son enfermedades crónicas que pese a que son reconocidas desde hace casi dos décadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), continúan siendo desconocidas para la población y para los médicos en general.

La fibromialgia, se caracteriza por dolor generalizado en diferentes partes del cuerpo y el síndrome de fatiga crónica por cansancio generalizado, fatiga durante períodos prolongados, etc. Ambas patologías interfieren con la vida cotidiana de quien las padece llevando a padecer a su vez otras alteraciones en la salud mental como ser: Insomnio, ansiedad, depresión, etc. (se estima que un 30% de los pacientes con fibromialgia o síndrome de fatiga crónica padecen alguna forma de alteración mental como las mencionadas).

Afectan, aproximadamente, entre un 3 y un 5% de la población, en su gran mayoría a mujeres de entre 20 y 50 años de edad.

Hacia la búsqueda de un diagnóstico claro

La Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica son enfermedades diferentes pero con síntomas similares y poco claros por lo cual es muy difícil llegar al diagnóstico. Por otra parte quienes la padecen, muchas veces ocultan sus síntomas (fibromialgia: Dolor generalizado en distintas partes del cuerpo; síndrome de fatiga crónica: Cansancio y fatiga prolongada que interfiere con el normal desempeño cotidiano) para no ser acusados de mentirosos, dado que pueden ser confusos y dar lugar al engaño.
Uno de los principales problemas de los enfermos es la gran dificultar que tienen para ser diagnosticados correctamente, ya que el diagnóstico puede llegar a demorar más de 2 años mientras son derivados de un especialista a otro y algunas oportunidades no llegar nunca a él, como consecuencia del desconocimiento médico de estas patologías.

Por ello es muy importante un diagnóstico diferencial y descartar otras causas de fatiga y dolor, para llegar a un enfoque y diagnóstico correctos, que permitan abordar el tratamiento específico.
Tanto para la no hay una cura, sino que se tarta de enfermedades crónicas cuyo tratamiento tiene como principal objetivo el mejorar los síntomas y la calidad de vida de los pacientes que lo padecen.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)