Los pies son los encargados de soportar todo el peso del cuerpo y determinan los movimientos corporales. Están compuestos por 26 huesos, gran cantidad de músculos, ligamentos y tendones. El dolor en ellos puede afectar cualquier parte de los mismos: Empeine, dedos, planta, arco o talón.

Causas comunes del dolor en los pies

Las causas más comunes del dolor en los pies pueden ser:

  • Permanecer de pie por mucho tiempo.
  • Sobrepeso: El exceso de peso puede dañar los cartílagos que se encargan de amortiguar los movimientos y en consecuencia aparecer dolor y dificultades en el movimiento.
  • Zapatos apretados, que no tienen suficiente amortiguación, con alguna costura que molesta, etc. El uso incorrecto del calzado es una de las causas más frecuentes de dolor de pies.
  • Caminar mucho o realizar determinados deportes.
  • Traumatismo o lesión.
  • Fracturas.
  • Pie plano.
  • Dedo martillo. Es cuando los dedos se arquean para abajo como una garra.
  • Callos: Los callos son piel que se engrosa como consecuencia del permanente roce del calzado o las medias. En las zonas afectadas puede aparecer dolor y hasta sangrado.
  • Juanetes. Los juanetes son una protuberancia, deformidad en la articulación del borde exterior del dedo gordo del pie. La causa es, generalmente, el uso de calzado incorrecto, aunque pueden existir otras causas.
  • Artritis. La artritis es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones y causa deformidad, generalmente, en las articulaciones más pequeñas como las de los dedos de los pies. Produce dolor e inflamación de la zona.
  • Daño nervioso como consecuencia dediabetes.
  • Gota.
  • Neuroma de Morton. El tejido entre los dedos de los pies se engrosa.
  • Trastornos en la columna, cadera o rodillas. Los trastornos de columna pueden tener repercusiones en las articulaciones más cercanas. Al existir un problema en la columna, la articulación de la cadera no funciona bien y ello hace que la de la rodilla tampoco lo haga, así como la del tobillo. El resultado puede ser dolor y molestia en piernas y pies.
  • Fascitis plantar.
  • Esguinces.
  • Verrugas plantares. Lesiones, úlceras en la planta de los pies.

Cuándo contactar al médico

  • Aparece un dolor repentino y fuerte.
  • Presencia de enrojecimiento, inflamación en la articulación, y/o herida, llaga o úlcera.
  • Existencia de dolor y padecimiento de diabetes o enfermedad circulatoria.
  • Aparición de dolor tras una lesión, presencia de hematoma, sangrado y/o no poder apoyarse.
  • Dolor persistente luego de unas semanas pese a los cuidados y tratamiento en casa.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.3 (3 votes)