Cuidado cuando vayamos hacernos la manicura

Cortar las cutículas
Getty - Gianni Dilberto

Seguro los asiduos y asiduas al manicurista están familiarizados con la pregunta ¿le cortamos las cutículas?, y probablemente en más de una ocasión por “estética” hemos respondidos sí, o lo que es peor, no las han cortado son preguntar; pero como vuelven a crecer no reparamos mucho en ellas y le restamos importancia.

¿Qué es la cutícula?

Pero debe saber que las cutícula es una capa externa de las uñas (la más externa) , está compuesta por quitina y demás sustancias, es acelular y tiene una función protectora e impermeable. Se podría decir que es el esmalte natural de las uñas. Básicamente la función de las cutículas en las uñas es la de proteger del agua, de la humedad o demás organismos externos como las bacterias.

La experta dermatóloga y especialista en uñas y la cutícula, Dana Stern, nos explica y nos dice: "La cutícula cubre la parte más importante de la uña, la matriz. Cualquier alteración del área de la cutícula puede afectar a la matriz y provocar irregularidades en la uña". Al decir “cualquier alteración”, se refiere a cortarla, morderla y tirar de ella.

Por qué no cortar las cutículas

Como explicamos anteriormente, las cutículas cumplen la función de proteger las uñas y la piel, es por eso que no debemos cortarlas. Pero aquí te damos todas los “por qué” de no cortar las cutículas.

  • Porque exponemos a las uñas a la aparición de bacterias e infecciones.
  • Porque su ausencia hace que entre agua a las uñas y facilita a la proliferación de hongos.
  • Porque podemos producir decoloración a las uñas.
  • Porque podemos producir hinchazón y coloración roja en la zona.
  • Porque puede dañar la piel debajo de las uñas.
  • Porque los productos para quitar cutículas dañan la barrera protectora y los materiales alcalinos que contienen destruyen la queratina, lo que hace más lenta su regeneración.

Agregar comentario