Primary tabs

Las embarazadas no deben vacunarse, algunas vacunas aumentan el riesgo de muerte súbita, las vacunas son sólo para los niños.

Mitos de las vacunas

Aunque las vacunas son la mejor manera de protegerse y proteger a los niños de diversas enfermedades, aún hoy hay padres que se resisten a vacunar a sus hijos por algunos mitos que se han creado entorno a éstas.

1

No son necesarias porque las enfermedades que previenen han sido eliminadas

Este mito es falso. Si bien es cierto que muchas de las enfermedades que en otras épocas eran mortales hoy están controladas; lo están precisamente en gran parte gracias a las vacunas. Pero no están erradicadas, y algunas como la meningitis, la influenza o la tos ferina, siguen siendo bastante comunes, es importante prevenirlas a través de la vacunación.

2

Contienen mercurio

Desde 1999 los Servicios de Salud Pública, la Academia Americana de Pediatría y los laboratorios fabricantes de vacunas, convinieron disminuir el uso de mercurio y a partir de 2001, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), no contienen más mercurio.

3

No previenen 100% las enfermedades

Las vacunas reducen entre un 85% y 99% de las posibilidades de enfermarse y si bien el riego de contraer igualmente, pese a la vacuna la enfermedad está, es más leve y se evitan complicaciones (por ejemplo la sordera en las paperas, la parálisis permanente en la polio, etc.).

4

Las vacunas pueden causar autismo

El Dr. Andrew Wakefield lanzó una bomba en 1998, según él la vacuna contra la rubéola, el sarampión y las paperas, causaba autismo. Esto provocó pánico y gran confusión durante los años siguientes, hasta que posteriores estudios lo desmintieron. Y luego se descubrió que Andrew Wakefield había falsificado datos para que su afirmación resultara cierta y beneficiarse económicamente con ello.

5

No se puede dar más de una vacuna a la vez

No existe ningún tipo de efecto secundario o reacción adversa por recibir más de una vacuna la misma vez.

6

Los efectos secundarios de las vacunas son peligrosos

Los efectos secundarios de algunas vacunas como ser fiebre, dolor local, hinchazón o enrojecimiento, son mínimos frente a las enfermedades que previenen. Las reacciones más importantes son muy extrañas y se reducen a 1 en 1000 casos.

7

Vacunar a un bebé incrementa el riesgo de Muerte Súbita del lactante

Existe el mito de que la vacuna contra la tos ferina, la difteria y el tétanos, aumenta el riesgo de muerte súbita en el bebé. Pero estudios del Instituto de Medicina de las Academias Nacionales, no encontraron tal asociación.

8

Las enfermedades leves como la gripe no requieren vacunas

Por más inofensiva que parezca una enfermedad, puede traer serias complicaciones que pueden terminar con la muerte. De hecho la gripe se cobra anualmente en los Estados Unidos entre 3.000 y 49.000 vidas.

9

Las mujeres no pueden vacunarse durante el embarazo

Esto tiene una parte de verdad, hay algunas vacunas que no pueden administrarse durante el embarazo (por ejemplo para la viruela, polio o fiebre tifoidea) y otras que no tienen ningún riesgo.

10

Las vacunas solamente son para los niños

En la adultez es necesario reforzar algunas de las vacunas que fueron administradas en la niñez e incluso administrar otras, por ejemplo la de la gripe.

Agregar comentario