Fumar
Fumar

El juez de la Corte Distrital de Columbia en Estados Unidos, Richard Leon, bloqueo parcialmente el plan que tenía la FDA (Administración de Drogas y Alimentos por sus siglas en inglés) de poner gráficos impactantes en las cajetillas de cigarro para disuadir a los que compran estos productos arguyendo que afecta la libertad de expresión de las tabacaleras y agregando debe esperarse una resolución en la corte antes de publicar dichas gráficas.

El problema aquí está en que la resolución del conflicto entre las tabacaleras y el posicionamiento de gráficos en las cajetillas puede tardar años y es factible que se vuelva a comercializar el producto sin ningún tipo de “imagen” a las que ya estamos acostumbrados desde el 2009.

El juez Leon estima que se vulneran los derechos de libertad de expresión consignados en la primera enmienda ya que se esfuma el propósito de “advertir” sobre las consecuencias que tiene el cigarrillo en imágenes que claramente asustan y disuaden al público más que informan. Lo que censura el juez no es el informar a la gente, sino el intentar asustar con imágenes como las de un hombre que fuma y evacúa el humo desde un orificio en su garganta (por una traqueotomía), mismo caso que la imagen de una mujer que tiene a su hijo en brazos y a ambos los envuelve el humo.

Reacción de grupos contrarios al cigarrillo

Luego de haberse dado a conocer la decisión del juez Leon, emitió una declaración inmediata el grupo sin fines de lucro “Legacy”, quien lucha por que la comunidad deje el vicio del cigarrillo donde dice claramente que están de acuerdo con el juez en que las imágenes son disuasivas y provocan emociones fuertes en quienes las observan, pero admitieron que era eso precisamente lo que querían provocar.

Según el grupo antes mencionado, una imagen de estas características es capaz de educar de mejor forma a los usuarios que una advertencia escrita que debe leerse y recordarse para entender las consecuencias que intenta transmitir. En investigaciones hechas en Canadá y Australia, donde se ha aumentado la advertencia gráfica en cigarrillos, se demostró que muchas personas dejaron de fumar o bajaron su consumo debido a éstas y no a información escrita proporcionada en los envases.

Según los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades en Estados Unidos, todos los años mueren cerca de 443 mil personas producto del cigarrillo, cuestión que le ha valido para convertirse en la causa más importante de muerte precoz.

Puntaje: 
Sin votos aún