Valeriana

La valeriana es una hierba medicinal muy asociada a los trastornos del sueño y en especial al insomnio. Su uso se remonta a la Antigua Grecia donde Galeno (médico griego) la prescribió para el tratamiento del insomnio.

Su cultivo es característico de las zonas húmedas, y el aceite esencial que se obtiene de su raíz se utiliza para la elaboración de distintos productos.

Propiedades de la valeriana

Entre las propiedades beneficiosas de la valeriana destacan:

  • Relaja el sistema nervioso y el cerebro, por eso funciona como sedante natural. A diferencia de lo que sucede con otros tranquilizantes, esta planta medicinal no debilita a quienes la consumen, por ello es muy recomendada para los trastornos del sueño.
  • Afecciones asociadas al estrés, nerviosismo y la ansiedad. Uno de los beneficios más conocidos es el de sedante y calmante natural. Una infusión de valeriana es ideal para tratar el estrés, el nerviosismo y los ataques de ansiedad. También gracias a estas propiedades se usa para trarar los síntomas de angustia, tristeza y depresión.
  • Estabilizante del ritmo cardíaco. Se recomienda su uso para personas con arritmia.
  • Analgésico. Gracias a sus propiedades calmantes sirve para el tratamiento de cefaleas, dolores musculares y articulares.
  • Antiespasmódica. Sirve para tratar los cólicos menstruales, estomacales, problemas gastrointestinales y diarreas.
  • Síntomas asociados a la menopausia. Sirve para aliviar los síntomas como sofocos, ansiedad y trastornos del sueño característicos de esta etapa.
  • Propiedades antinflamatorias. Estas propiedades son para uso externo y para utilizarla como antinflamatorio se aconseja realizar una infusión, humedecer un trapo en ella y aplicar en la zona afectada.
  • Se utiliza para el tratamiento de diverticulitis , celiaquía y enfermedad de Crohn.
  • Ayuda con leves temblores.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Trastorno de déficit atencional e hiperactividad.

Usos y consumo de la valeriana

Hay diferentes formas de presentación de la valeriana, que pueden ser utilizadas según cada situación particular:

  • Cápsulas de valeriana
    La dosis aconsejada de valeriana es como máximo entre dos y seis cápsulas diarias. Cuando se utilizan como sedante contra el insomnio, se deben tomar, aproximadamente 30 minutos antes de ir a la cama.
  • Aceite esencial
    El aceite esencial es muy concentrado y por ello basta con dos o tres gotas para lograr el efecto deseado.
  • Infusión
    Las infusiones de valeriana son muy utilizadas y populares. Es necesario hervir esta hierba durante cinco minutos y beber unas dos o tres tazas al día.

Contraindicaciones

  • Está contraindicado el consumo de valeriana combinado con alcohol. Esta combinación potencia la somnolencia que produce la valeriana. Tampoco debe combinarse con fármacos sedantes depresores del sistema nervioso central.
  • Está contraindicada en combinación con otras hierbas cuyas propiedades también sean sedantes, como por ejemplo la salvia, el cálamo, la melatonina, hierba gatera, entre otras.
  • Está contraindicada en el embarazo, durante la lactancia y en niños de menos de 3 años.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)