Insomnio

El insomnio puede tener diversas causas entre ellas depresión, consumo de fármacos o malos hábitos de sueño y puede causar graves complicaciones como accidentes laborales, de tránsito o mal desempeño académico o laboral. Pero además de esto, el no dormir trae consigo otros varios riesgos para la salud: Problemas de memoria, mal humor y uno especialmente peligroso: El aumento de peso.

En el mundo entero la obesidad y el sobrepeso se han convertido en una verdadera pandemia muy difícil de combatir y el insomnio parecería aportar lo suyo.

¿Qué pasa en el organismo cuando no se duerme lo suficiente?

Si no se duerme la cantidad de horas necesarias, el metabolismo no funciona correctamente. La dieta y el sueño están asociados con las hormonas ghrelina y leptina. Al dormir poco, la producción de éstas aumenta. La primera es la encargada de producir la sensación del apetito y la segunda la de saciedad.

Cuando se duerme menos de lo recomendado (menos de 7 horas), de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad King's College de Londres, Inglaterra, se descontrolan las funciones corporales, haciendo que los niveles de la hormona encargada de provocar hambre aumenten y los de dar saciedad disminuyan. Es así, que el cerebro al recibir la señal de que el cuerpo tiene hambre, solicita alimento y esto favorece el aumento de peso.

A su vez, existe una relación entre insomnio y obesidad y diabetes tipo 2. La obesidad es uno de los factores de riesgo para la diabetes y el no dormir lo suficiente interfiere en la forma en la que se metaboliza el azúcar. Según un estudio realizado por la Universidad de Filadelfia, Estados Unidos, en 2001, las personas que duermen menos de 6 horas, producen mayor cantidad de insulina (40% más), que las que duermen más tiempo.

¿Qué dice la ciencia sobre el insomnio y obesidad?

Un grupo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos realizó un estudio en el que encontró que las personas que permanecen despiertas hasta las 4 de la madrugada ingieren, aproximadamente, 550 calorías más en esas horas.

Los investigadores hicieron un seguimiento en laboratorio sobre los hábitos de unas 200 personas durante cinco días consecutivos. Para ello, los reclutados debieron quedar despiertos durante la noche y hasta las 4 de la madrugada y durante ese período podían comer lo que les apeteciera. Posteriormente podían dormir solamente unas 4 horas.

A continuación, se comparó el consumo calórico de los participantes, con el de un grupo de control que había dormido más horas y había tenido también a su disposición la misma comida.

Los resultados fueron contundentes. El grupo de control no manifestó cambios en sus hábitos alimenticios. Mientras los participantes monitoreados, consumió mayor cantidad de calorías entre las 10 de la noche y las 4 de la madrugada, inclinándose además por comidas de mayor contenido graso.

Según lo indicado por Christian Benedict, investigador de la Universidad de Uppsala, Suecia, y director de un estudio sobre el sueño y el aumento de peso:

Después de un sueño deficiente, las personas de peso normal prefieren raciones de alimento más grandes, buscan más calorías, muestran signos de aumento de la impulsividad relacionada con el alimento, experimentan más placer con el alimento y gastan menos energía.

Nuestros estudios también implican que el sueño deficiente desvía el equilibrio hormonal de las hormonas que favorecen la saciedad, como la hormona intestinal péptido similar a glucagón de tipo 1, a las que favorecen el hambre, como la hormona gástrica ghrelina.

Susan Zafarlotfi, directora clínica del Instituto de Trastornos del Sueño del Centro Médico de Hackensack University, New Jersey, Estados Unidos, realiza una explicación muy gráfica sobre el insomnio y el aumento de peso:

Cuando se tiene falta de sueño y un nivel de energía bajo, automáticamente eso deriva en una bolsa de papas fritas y otros alimentos.

La deuda de sueño es como la deuda de tarjetas de crédito. Si mantiene la acumulación de deudas de tarjetas de crédito, usted tendrá que pagar altas tasas de interés o su cuenta se cerrará hasta que pague. Si usted acumula deudas de sueño, su cuerpo se caerá.

Puntaje: 
Sin votos aún