Algunos suplementos pueden causar daño hepático, afectar el sistema nervioso, el cardiovascular, etc…

Suplementos

Los productos quema grasas que prometen perder kilos de manera rápida y fácil se venden como pan caliente. Sin embargo, pueden tener algunos efectos nocivos para la salud.

1

Daño hepático

Los suplementos dietarios pueden incrementar el riesgo de daño hepático y según un estudio del Dr. Víctor Navarro, profesor de farmacología de la Universidad Thomas Jefferson, de Filadelfia, constituyen el 18% de los casos registrados en Estados Unidos. Algunos suplementos contaminados con anorexígenos (supresor del apetito) o de alto contenido proteico, pueden alterar la función del hígado y dañarlo. Las píldoras de té verde si son consumidas en exceso, pueden causar problemas al riñón y al hígado.

2

Efectos adversos sobre el sistema digestivo

Algunos suplementos para perder kilos que están elaborados en base a fibras, pueden tener efectos negativos sobre el sistema digestivo; sobre todo cuando la persona no tiene el hábito de consumir alimentos ricos en fibra en su dieta. Entre los efectos destacan: Distensión abdominal, diarrea acidez, cólicos abdominales. Otro de los efectos negativos de estos suplementos, es la disminución en la absorción de nutrientes, lo que puede causar dolores abdominales, diarrea e inflamación del estómago.

3

Afectan el sistema nervioso

La principal función de muchos de los suplementos para adelgazar, es acelerar el metabolismo. Suelen contener estimulantes naturales o químicos (como Fendimetrazina o Benzfetamina) que afectan el sistema nervios e incrementan la irritabilidad.

4

Problemas renales

Algunos suplementos de dieta pueden causar problemas renales, puesto que son en base a proteínas. En este grupo están los de aminoácidos o creatinina. Hay otros como los de picolinato de cromo, que pueden causar daño renal.

5

En el sistema cardioascular

La gran mayoría de los suplementos de dieta causan efectos secundarios como presión arterial alta y problemas al corazón.

La Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud indica que no siempre natural es sinónimo de seguro. Para que un suplemento sea seguro hay que considerar cosas como su composición química, la forma de elaboración su acción en el organismo, la dosis.

Una forma de asegurarse que los suplementos dietéticos son seguros, es que contengan la marca "USP Verified", que quiere decir que los productos con los que ha sido elaborado han llegado a los estándares exigidos por la farmacópea de Estados Unidos.

Los sitios que pueden ser considerados seguros para saber si un suplemento es confiable o no son la Oficina de Suplementos Dietéticos del Instituto Nacional de Salud, la Food and Drug Administration (FDA) y el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Agregar comentario