La nueva terapia aplicada desde hace unos días contra la mortal bacteria intestinal que sigue propagándose en Alemania ha comenzado a surtir efecto, comunicó hoy la Facultad de Medicina de la ciudad alemana de Hannover.

(Andina). La nueva terapia aplicada desde hace unos días contra la mortal bacteria intestinal que sigue propagándose en Alemania ha comenzado a surtir efecto, comunicó hoy la Facultad de Medicina de la ciudad alemana de Hannover.

Los pacientes con cuadros más graves de insuficiencia renal y trastornos neurológicos están respondiendo al nuevo medicamento. Se trata del principio activo Eculizumab, un anticuerpo probado por primera vez el año pasado en tres niños, que mejoró drásticamente el estado de los pacientes que padecían el llamado síndrome urémico hemolítico, conocido por su acrónimo inglés HUS.

Los niños superaron entonces la insuficiencia renal. Tampoco les quedaron secuelas de la agresiva bacteria.

Una mujer de 91 años perdió hoy la vida a consecuencia del brote infeccioso con lo que suman ya 11 las víctimas mortales, diez de ellas mujeres, de una cepa especialmente virulenta de la escherichia coli, una bacteria que produce hemorragias intestinales e insuficiencia renal así como pérdida del habla o la visión.

La mayor parte de los afectados proceden del norte de Alemania, pero también hay casos de contaminados en Suecia, Dinamarca, Reino Unido y Austria, todas personas que estuvieron recientemente en Alemania.

La bacteria fue detectada en pepinos procedentes de España y de Holanda, pero hasta ahora no se sabe cómo llegó a la verdura, si en el lugar de origen, la cadena de transporte o durante su manipulación en el mercado de abasto de Hamburgo, desde donde fue distribuida.

En Hamburgo se han registrado el mayor número de casos, más de 460 de unos 1.200 en distintos lugares del país. Un colegio de la ciudad dejó sin clases durante una semana a un décimo grado al caer enfermos cuatro alumnos y ordenó la desinfección de las aulas.

Las autoridades alemanas creen que el brote se seguirá expandiendo hasta tanto no se haya encontrado su origen y temen que se cobrará más víctimas.

Asimismo redoblaron las alarmas y reiteraron la recomendación de no comer verduras crudas, especialmente pepinos, tomates y lechugas, y llamaron a extremar las medidas de higiene.

Puntaje: 
Sin votos aún