Primary tabs

Un estudio realizado por la Universidad de Yale demostró en animales que la pérdida de memoria producto de la edad puede ser reversible.

Perdida de memoria
Perdida de memoria

Una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Yale, en animales, sugieren que la pérdida de la memoria producto de la edad avanzada puede ser reversible. A medida que se avanza en edad la pérdida de memoria se provoca por la debilitación de las redes neurales en la corteza prefrontal, por lo que la conexión se hace más débil y hay una activación menos potente (en animales al menos).

A modo de aclaración debemos decir que la corteza prefrontal es la responsable de las funciones cognitivas (memoria de trabajo por ejemplo). De este tipo de memoria depende el razonamiento y el llamado “pensamiento abstracto”, lo que en términos coloquiales nos permite saber dónde dejamos las llaves del vehículo o la casa la última vez.

En uno de los informes publicados en la revista Nature el 27 de julio del presente año, aparece que uno de los componentes de un fármaco usado para la hiperactividad contribuyó a aumentar la tasa de activación neuronal (en animales de edad avanzada).

Este es uno de los problemas que más preocupa a la población, pues un déficit en el funcionamiento de las funciones cognitivas superiores imposibilita que una persona se desenvuelva de forma normal y esté privada de recordar datos tan sencillos como una contraseña, número de teléfono, cuenta bancaria, etc.

Conforme lo ha señalado Amy Arnsten, profesora de neurobiología del Instituto Kavli de Neurociencias, las funciones cognitivas superiores son importantes para las personas que tienen la intención de seguir carreras profesionales y buscan la vida independiente, por ello el hallazgo es de suma importancia conforme se ve como los adultos mayores van sufriendo una degeneración de la memoria más o menos compleja.

Hay que considerar que, lamentablemente, también los mismos investigadores que desarrollan este estudio aclaran muchos trabajos en animales, no producen efecto alguno en seres humanos, por lo que hasta ahora son expectativas.

Agregar comentario