La hipertensión arterial

La hipertensión arterial constituye un enemigo silencioso, puesto que muchas veces no causa síntomas y es una de las principales causas de accidente cerebrovascular y problemas cardíacos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la hipertensión arterial es el principal enemigo de la salud después del tabaco. 67 millones de personas en los Estados Unidos padecen hipertensión y 31 millones de ellos no logran mantenerla controlada.

1

Lesiona las arterias

Cuando la presión arterial se eleva y permanece alta durante mucho tiempo, puede provocar daño en las arterias al ejercer demasiada fuerza sobre las paredes de las mismas cuando el corazón bombea la sangre.

2

No causa síntomas

Aproximadamente 1 de cada 3 adultos en los Estados Unidos padece hipertensión arterial y en muchos casos no tienen síntomas. En general esta es una enfermedad que cursa asintomática y puede padecerse por años sin saberlo. Son embargo, en este tiempo la hipertensión arterial puede causar serios daños en el corazón, los riñones y los vasos sanguíneos.

3

Aunque no existan síntomas debe medicarse

Aunque el hipertenso no presente síntomas, es importante que mantenga controlada su presión arterial tomándola regularmente para conocer cuáles son los valores que presenta. Si los valores son muy altos, un tratamiento adecuado puede evitar que se produzca daño en los órganos.

4

Causa muchos males

La hipertensión arterial puede afectar la salud de diversas maneras:

  • Endurece las arterias y puede causar que un coágulo sanguíneo obstruya el flujo provocando ataque cardíaco o accidente cerebrovascular
  • Se agranda el corazón a lo que el mismo trabaja con mayor intensidad, empezando a fallas y puede producirse insuficiencia cardíaca
  • Daño renal: pueden resultar dañados los riñones si se ven afectadas las arterias que los riegan
  • Daño ocular: En pacientes con diabetes, pueden producirse rupturas en los capilares pequeños de la retina, causando derrames
5

Cambiaron los valores normales

De acuerdo a las nuevas pautas del Instituto Nacional de los Pulmones, el Corazón y la Sangre, valores de presión arterial entre 120/80 y 139/89 (antes considerado normal), es clasificado actualmente como prehipertensión.

6

Grupos de riesgo

  • Personas con antecedentes familiares de hipertensión
  • Hombres de todas las edades
  • Mujeres a partir de los 55 años
  • Personas con estrés
  • Fumadores
  • Personas con sobrepeso u obesidad
  • Mantener una dieta alta en sodio y grasas saturadas
  • Diabéticos
  • Alcohólicos
  • Mujeres que toman anticonceptivos orales
7

Diagnóstico

El médico además de medir la presión arterial, realizará algunos estudios e rutina que incluyen examinación de los vasos sanguíneos y tal vez electrocardiograma.

8

La hipertensión arterial puede prevenirse

La hipertensión arterial puede controlarse manteniendo un peso saludable, llevando una dieta baja en grasas y sodio (controlar las etiquetas y evitar los alimentos que en ellas digan hidrogenados" o "parcialmente hidrogenados"), manejando el estrés, abandonando el tabaco y realizando ejercicio regularmente. La dieta hiposódica funciona muy bien para bajar la presión arterial y sus efectos pueden verse en unas cuantas semanas. Incluye alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio, fibra y menos sodio. Pequeñas cantidades de proteína de carnes de aves sin piel, pescado y productos de soya. Disminuye las cantidades de sodio a 2,300 mg diarios y las grasas saturadas a un máximo del 6%. Incluye semillas, legumbres, frutas y verduras frescas, prefiere los aceites de oliva y canola y sustituye los granos integrales por productos de harina blanca. Disminuye los hidratos de carbono a 55% de las calorías diarias y el colesterol a 150 mg.

Puntaje: 
Sin votos aún