cepillo de dientes

Todos sabemos que debemos cepillarnos los dientes después de cada comida, al levantarnos y antes de acostarnos; y que la higiene bucal es muy importante; pero sabemos realmente la importancia del cepillo de dientes, ese instrumento que es tan importante y que a veces olvidamos cuidar. Es por eso que hemos recopilado 5 datos importantes del cepillo de dientes que quizás no sabías.

1

El cepillo de dientes puede ser el hogar de microorganismos

Según diversos estudios, el cepillo de dientes se convierte en el hogar de cientos microorganismos que se van transfiriendo durante su uso, además su exposición en el baño (lugar en donde se suele guardar) hace que sean más propensos a microorganismos como los estafilococos, pseudomonas, levadura, bacterias coliformes, bacteria intestinal y gérmenes fecales.

2

El peligro de su cercanía al inodoro

Las materias y demás microorganismos pueden saltar del inodoro a nuestro cepillo de dientes, sobre todo las bacterias entéricas (las que se encuentran en nuestro intestino). Muchas personas usan el inodoro y luego el cepillo de dientes y a veces no es suficiente lavarse las manos

3

El lugar donde se guarda el cepillo de dientes

Hoy en día existen contenedores para el cepillo de dientes, pero la La Asociación Estadounidense Dental no recomienda un contenedor cerrado o que el cepillo de dientes sea cubierto, ya que en un ambiente húmedo y cerrado el cepillo es más propenso a desarrollar microorganismos. Sí, se recomienda guardarlos en lugares aislados y en forma vertical y si es posible esperar que se seque hasta su próximo uso, u optar por tener más de un cepillo de dientes para no usarlos mojado o húmedo.

4

Una limpieza adecuada

Limpiar el cepillo de dientes es una clave para evitar y acabar con los microorganismos antes mencionados. Limpiarlos con agua potable después de usarlos, además se puede reforzar la limpieza usando enjuague bucal. Recuerde que los cepillos aunque se limpien constantemente tienen una vida que va de los 3 a 4 meses.

5

Lavar, guardar, usar correctamente y nunca compartir

La integridad e higiene de nuestro cepillo de dientes depende únicamente de nosotros. Siguiendo estos 4 sencillos pasos nuestro cepillo de dientes puede brindarnos seguridad y limpieza. Primer paso: lavar el cepillo de dientes regularmente; Segundo paso: guardar el cepillo en un lugar limpio y lejos de peligros infecciosos; Tercer paso: usarlo correctamente y mantener una buena aseo bucal; Cuarto paso: jamás compartirlo, ya que de esa manera también se comparten microorganismos, caries e infecciones bucales.

Puntaje: 
Sin votos aún