Todo lo que hay que saber acerca de los antidepresivos

No todos los antidepresivos funcionan de la misma manera

En general los antidepresivos manipulan los distintos mecanismos que regulan los niveles de los neurotransmisores que afectan el estado anímico, pero hay diferentas clases y no todos funcionan de la misma manera.

  • Inhibidores de recaptación de serotonina (ISRS)
  • Son un tipo de antidepresivos, que suelen indicarse para el tratamiento de tratarnos de ansiedad, depresión, entre otros problemas. Permiten que más serotonina (neurotransmisores que se localizan en el sistema nervioso central) esté disponible para el cerebro. Entre este tipo de antidepresivos se incluyen: Prozac, Paxil y Zoloft.

  • Inhibidores de la recaptación de norepinefrina y dopamina (NDRI)
  • Este tipo de antidepresivos permiten que más norepinefrina y dopamina esté disponible. En la actualidad Wellbutrin es el único fármaco de esta clase disponible en el mercado para tratar la depresión.

  • Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)
  • Son una clase de antidepresivos, los primeros en el mercado, que funcionan bloqueando la acción de la enzima monoaminooxidasa. Nardil es el nombre comercial más comúnmente prescrito, de esta clase de antidepresivos.

  • Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina (o norepinefrina) (IRSN)
  • Son un tipo de antidepresivos indicados para tratamientos de depresión, trastorno de déficit atencional con hiperactividad o trastorno obsesivo compulsivo. Entre los nombres comerciales se incluyen: Cymbalta, Pristiq y Effexor.

Muchas personas que padecen depresión, deben probar distintos medicamentos antes de encontrar el que realmente funcione y mejoré los síntomas de la enfermedad.

Antidepresivos genéricos y antidepresivos de marcas comerciales

Los medicamentos genéricos, son mucho menos costosos que los comerciales pero también pueden ser menos eficaces en algunos casos.

Los antidepresivos no son de efecto inmediato

Cuando se inicia un tratamiento con antidepresivos, los niveles de neurotransmisores comienzan a subir recién dentro de las 24 a 48 horas posteriores al comienzo de este. Según el Dr. Banov director de Northwest Behavioral Medicine and Northwest Behavioral Research Center en Atlanta, esto no implica que el paciente de inmediato se sienta mejor. En caso de tomar la medicación correcta y en la dosis justa, entre las 4 y las 6 semanas posteriores al comienzo del tratamiento podría empezar a sentirse mejor, pero en algunos casos eso lleva hasta 12 semanas.

Los antidepresivos no producen felicidad continua

Los antidepresivos ayudan a mejorar los síntomas emocionales de la tristeza, la ansiedad, desesperanza, pero no harán a una persona sentirse feliz o contenta todo el tiempo.

El síndrome de interrupción de antidepresivos

En algunas personas, al detener abruptamente o reducir la dosis de un antidepresivo, aparecen síntomas como náuseas, mareos, dolores de cabeza, fatiga, insomnio, agitación, lo que se denomina síndrome de interrupción de antidepresivos y se presenta en el 20% de las personas. Esto se explica porque al interrumpir el fármaco de golpe, no se permite al organismo adaptarse a la disminución del neurotransmisor. Según el Dr. Bano, al llegar el momento de finalizar el tratamiento, es preciso comenzar a disminuir gradualmente la dosis del antidepresivo, así se evitan los desagradables síntomas de interrupción.

Los antidepresivos no producen aumento de peso

Popularmente se ha asociado en algunos casos el consumo de antidepresivos con el aumento de peso. Pero según el Dr. Banov, esto puede explicarse porque en muchos casos, cuando la persona está deprimida pierde el apetito, come menos y pierde peso. Al comenzar un tratamiento con antidepresivos se siente mejor, recupera el apetito y gana peso nuevamente. En una revisión de literatura médica, investigadores de la Universidad de Duke, encontraron que el antidepresivo Wellbutrin, contribuye incluso a que personas obesas que lo toman pierdan peso.

Los antidepresivos no curan el estrés

Algunas personas creen que los antidepresivos también mejorarán sus niveles de estrés, de tensión. Sin embargo, esta medicación no funciona así, si una persona está sufriendo una gran presión, problemas emocionales, etc.

No todos los antidepresivos tienen efectos secundarios en el deseo sexual

En una revisión médica comparativa realizada en 2009 en la Universidad de Melbroune Australia, se encontró que los antidepresivos Wellbutrin y Cymbalta causaron considerablemente menos efectos secundarios sexuales que el Prozac y Paxil. Por lo cual puede realizarse un tratamiento para la depresión tomando antidepresivos, sin que ellos disminuyan el deseo sexual, o interfieran con el orgasmo. Incluso señala el Dr. Banov, que en algunos casos hay pacientes que informan que su vida sexual mejora con el consumo de antidepresivos, ya que al estar mejor anímicamente, también están más dispuestos al sexo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (3 votes)