Investigaciones recientes demostraron que el estrés aumenta la agresividad del cáncer de seno que sufren mujeres de distintas etnias.

Cáncer de seno
Cáncer de seno

El estrés podría definirse como un estado que se produce de forma fisiológica en las personas a modo de reacción frente a situaciones que se perciben “amenazantes”. Hay que aclarar que el “stress”, como se le conoce en inglés, es necesario para la sobrevivencia, sin embargo el problema está cuando se mantiene más del tiempo necesario y atrae decaimiento o enfermedades.

Es sabido que el estrés continuo es malo para cualquier persona, mas investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago han demostrado que en las mujeres es aún mucho peor, pues quienes desarrollan cáncer de seno se enfrentan a niveles más agresivos de la enfermedad.

Gracias al seguimiento que se hizo de 989 mujeres diagnosticadas con cáncer de seno, se observó que aquellas que vivían con estrés sicosocial tenían un porcentaje de riesgo del 38% por sobre las demás a sufrir un cáncer más agresivo, por lo que a juicio del Dr. Garth H. Rauscher – profesor de epidemiología de la Universidad de Illinois – la ansiedad, el miedo y el aislamiento son peligrosos.

Aún falta por descubrir más sobre el estrés

La pieza clave que aún no se descubre es si estas personas vieron aumentado su nivel de estrés cuando supieron que enfrentaban un cáncer de seno o si por el contrario durante toda su vida vivieron ansiosas o con problemas de estrés, lo cual mediría de mejor forma la relación existente entre el cáncer agresivo y esta condición.

Dentro del plano de las estadísticas se observó que las mujeres negras e hispanas son las que sufren mayor estrés, resultando las mujeres blancas menos afectadas por este mal al momento de ser diagnosticadas de un cáncer de seno.

Según el Dr. Tyler Watlington de la Universidad de Denver, las mujeres latinas tienden a sufrir menos de cáncer de seno, aunque cuando lo hacen habitualmente se está en presencia de uno mucho más agresivo que el promedio de otras mujeres. Según lo informa la Sociedad Americana contra el Cáncer, el cáncer de seno es la primera causa de muerte en mujeres que sufren de cáncer (cualquier tipo). Los pronósticos para el 2011 indican que al menos habrá 230.480 nuevos diagnósticos para mujeres con cáncer de seno, de las que 39.520 mujeres morirían por ello.

Agregar comentario