Estrategias para ganarle al estres
Foto gentileza de neuroblog

De acuerdo con datos del Centro de Control de Enfermedades, aproximadamente, un 90% de las consultas a los servicios de salud en los Estados Unidos, son por problemas asociados al estrés. Hipertensión, obesidad, problemas cardíacos, úlceras, tabaquismo, alcoholismo, algunos tipos de cáncer, se han relacionado con el estrés.

Según una encuesta realizada por la Sociedad Psicológica Americana (APA), 1/3 de los estadounidenses presentan elevados niveles de estrés por lo menos durante 15 días al mes.

Algunos consejos para decirle no al estrés

1

No caer en la tentación de la comida rápida

Este tipo de comidas pueden salvar a la persona en una urgencia, en una ocasión especial, pero no a diario. Cuando se está estresado, el cuerpo pide comidas con alto contenido de grasa, sal y azúcar, debido al elevado nivel de la hormona cortisol. A esto se suma que, generalmente, uno no se quiere complicar, quiere comer algo de prisa y así cae en un círculo vicioso del cual es muy difícil salir. Estudios científicos encontraron una relación entre el consumo de comida rápida y los elevados niveles de estrés. Una investigación de la Universidad de Toronto halló que las personas que comen, habitualmente, este tipo de comidas se tornan más irritables y ansiosas.

2

Disminuir el consumo de cafeína

El elevado consumo de cafeína lejos de ayudar aumenta los noveles de las hormonas del estrés y favorece el nerviosismo y la irritabilidad.

3

Conducir despacio

El tráfico puede llegar a ser una importante causa de estrés, debido al caos que implica millones de autos a toda velocidad, cada uno en su micromundo, intentando rebasar al otro y sacar ventaja para llegar primero, muchas veces al cajón. Por ello, tomar la decisión de conducir despacio, a la velocidad permitida, sin dejarse presionar, ni irritar por los demás conductores, es una decisión sabia e inteligente para mejorar el nivel de estrés y prevenir accidentes de tránsito.

4

Aprender a escuchar

Es muy común que cuando alguien está estresado, acelerado, hable sin parar y no escuche a los demás. Inclusive suele suceder que durante una conversación el que está callado, no está escuchando, sino esperando el mejor momento para interrumpir al otro y hablar él.

5

Aprender a leer las señales

El cuerpo suele enviar señales de alerta cuando el nivel de estrés se está elevando, aprender a interpretarlas y a conocer que situaciones o cosas son las que lo producen, puede ayudar a manejarlo.

6

Tomarse unos minutos para tranquilizarse

Cuando la situación se sale de control y parece que se va a estallar, es muy saludable parar y tomarse un pequeño recreo de, aunque sea, 5 minutos para tranquilizarse. Salir del lugar, respirar hondo, tomar un poco de aire, un poco de agua, estirar las piernas y recién después volver.

7

Realizar algún hobby o actividad recreativa

Para bajar un poco la ansiedad, el estrés y el cansancio mental de un día agotador de trabajo, nada mejor que alguna actividad recreativa que ayuda a descansar la mente y a despejarse. La jardinería, algún deporte, hacer teatro, danza, etc., algo que ayude a desconectarse de lo negativo y a conectarse con uno mismo.

8

Dedicarse tiempo para uno

Llevar una dieta equilibrada, descansar lo suficiente, hacer ejercicio físico, etc., es fundamental para disminuir los niveles de estrés. Dedicarse ese tiempo para uno puede hacer la diferencia y ser el camino para vivir mejor.

9

Practicar ejercicios de relajación

Los ejercicios de relajación, meditación, respiración, yoga, etc., son muy útiles para relajar, descontracturar, tranquilizar y disminuir es estrés. Unos minutos por día pueden ser suficientes para lograr menos estrés.

10

Pedir ayuda

Si los niveles de estrés llegan a límites que sobrepasan y uno siente que no puede más, es momento de consultar y pedir ayuda a un psicólogo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (2 votes)