Whole30

Todas las dietas en teoría pueden ser buenas y guardan la promesa de perder peso (las que son para bajar de peso) a quienes las prueban; pero todos saben que en la práctica no son tan maravillosas y eficaces como profesan sus creadores. Esta vez hablaremos de una dieta para bajar de peso que está dando de qué hablar por sus buenos resultados, nos referimos a la dieta Whole30, una dieta que además de bajar de peso y grasa corporal te promete mejoras en tu salud, reducción del acné, mejoras en tu ánimo y hasta disminución de dolores físicos.

Creadores de la dieta Whole30

En el año 2009 los la pareja de esposos nutricionistas Dallas y Melissa Hartwig, ambos especializados en alimentación de deportista de élite, inventaron el régimen alimenticio o dieta llamada Whole30, el éxito no se hizo esperar y en conjunto escribieron un libro titulado “Todo empieza con la comida”, el que rápidamente se convirtió en un bestseller.

“No podemos poner suficiente énfasis en este hecho tan simple: los siguientes 30 días cambiarán tu vida”, “Tienen el potencial de cambiar tu forma de comer para el resto de tu vida. Sabemos esto porque lo hemos hecho, y cambió nuestras vidas de forma permanente” Fragmento del prólogo del libro “Todo empieza con la comida” (2009).

En qué consiste la dieta Whole30

La dieta Whole30 consiste en seguir un programa alimenticio durante 30 días, en el que se retirarán de nuestra dieta un grupo de alimentos que podrían tener efectos negativos en nuestra alimentación y salud. cabe resaltar que se debe respetar al pie de la letra y no ingerir ningún tipo de alimento que está en la lista de lo que no se debe comer; y que no se debe pasar los 30 días.

Las reglas de la dieta Whole30

La dieta Whole30 divide nuestra alimentación en 2, los alimentos que sí podemos comer y los alimentos que no podemos comer durante 30 días.

Lo que sí podemos comer: En esta parte del listado están las carnes, mariscos, huevos, muchas verduras y frutas (las permitidas y que no aparecen en la lista de lo que no se debe comer, grasas de frutas, aceites, frutos secos y semillas.

Lo que no debemos comer: Los creadores de esta dieta aseguran que al dejar los alimentos que enlistamos a continuación recuperaremos un metabolismo sano, reduciremos la inflamación sistémica, bajaremos de peso, mejoraremos nuestra condición física
y calidad de vida.

  • Azúcares de ningún tipo: Ni azúcar natural ni artificial, que incluye miel de abejas, azúcar refinada o granulada, miel de arce, néctar de frutas, edulcorantes (Splenda, Equal, Nutrasweet, xilitol), stevia. Se recomienda leer muy bien las etiquetas de los productos que consumamos ya que puede incluir alguno de estos azúcares.
  • Alcohol de ningún tipo: Ni siquiera en la cocina. Nada de bebidas que contengan alcohol ni fermentadas ni destiladas.
  • Granos o cereales de ningún tipo: Entre los que se incluye el trigo, el centeno, la cebada, la avena, el maíz, el arroz, el mijo, el sorgo, amaranto, trigo sarraceno, granos germinados o integrales. También se incluyen los que no tienen gluten como la quinua.
  • Legumbres de ningún tipo: Nada de frijoles en cualquiera de sus clases, lentejas, garbanzos, guisantes (habas, alverjas), la soya o soja en todas sus formas (salsa de soja o sillao, tofu, frijoles de soja, carne de soja etc.).
  • Productos lácteos y derivados: Leche en todas sus formas, mantequilla (con algunas excepciones), quesos, yogur, cremas (agria), y kéfir.
  • Carragenina, MSG o sulfitos: Elementos presentes en alimentos y bebidas procesadas. Revisar muy bien la etiqueta.
  • Comida chatarra y golosinas.
  • Alimentos con contenido de harinas: Panes, panes dulces, galletas o botanas etc.

Se recomienda que antes de seguir esta dieta, se debe estar conciente a seguirla a pie de la letra, ya que el resultado depende de su cumplimiento total. El paciente debe pesarse antes de empezar la dieta Whole30.

Importante (las letras pequeñas)

  • La única mantequilla permitida es la clarificada o conocida como “Ghee”.
  • Las frutas son la única fuente natural de azúcar que podemos comer durante esta dieta.
  • Las judías verdes o vainitas son las únicas legumbres permitidas.
  • El vinagre está permitido en sus clases de vinagre blanco, balsámico, sidra de manzana, tinto o rojo, y el de arroz. Pero debemos omitir los vinagres que contengan azúcar como el vinagre malta.
  • La sal yodada, es decir la sal de mesa o de cocina que usamos comúnmente contiene azúcar casi siempre en forma de dextrosa. Está permitida la sal que no contengan azúcar añadida.
Puntaje: 
Sin votos aún