La dieta Special K de Kellogg
La dieta Special K
flickr.com

Es indudable que nuestro estado físico nos debe preocupar aunque no obsesionar; también es indudable que tener un buen cuerpo es bueno tanto para la salud como para la vanidad.

Es así como debemos recordar siempre que ninguna dieta funciona totalmente si no optamos por tener un estilo de vida saludable acompañado de un asesoramiento profesional puesto que no todas las personas somos iguales y teniendo en cuenta también, que no todos los organismos responden de la misma manera.

Es importante aprender a diferenciar las distintas opciones que existen en el mercado para bajar de peso. Es por ello, que siempre hay que contar con la asesoría de un especialista, que deberá conocer a detalle la historia médica para no atentar contra la salud.

Dieta Special K

La famosa marca de cereales Kellogg's ha creado una dieta que promete perder hasta seis (6) libras en dos semanas, gracias a la consumición de su cereal Special-K. Esta dieta está pensada tanto para las personas que quieren bajar de peso, como para las que quieren estar o permanecer en forma con un estilo de vida saludable. También es conocida esta dieta como el “reto Special-K”; y básicamente consiste en:

  • Comer una porción del cereal Special K como desayuno, en 2/3 de taza de leche descremada y fruta
  • Reemplazar el almuerzo o la cena por una comida de Special K
  • Comer la tercer comida como normalmente lo harías
  • Comer frutas y vegetales de merienda y consumir bebidas normalmente

Esta es básicamente la propuesta. Sin embargo, hay que recordar algunas cosas, por ejemplo el consumo de agua (líquidos) y la importancia de mantener el organismo hidratado consumiendo como mínimo ocho (8) vasos de agua al día.

Si tenemos una buena hidratación obtenemos beneficios como mantener la piel hidratada, con un aporte nulo de calorías, el agua ayuda a que nuestro organismo digiera mejor los alimentos y regula la temperatura corporal.

Otro factor que caracteriza la dieta Special-K es el llamdo “plan 15 días Special-K”. Durante 15 días el desayuno y la cena serán cereales Special-K, la tercera comida será equilibrada y entre horas se pueden consumir frutas y verduras frescas. Este plan está diseñado para iniciar rápidamente en una costumbre saludable, por ello no se debe prolongar después de dicho tiempo.

La idea es que después de esos 15 días iniciales se cambie al llamado “plan de mantenimiento” para seguir cuidando la “línea”, todo acompañado de un estilo de vida saludable: Comer bien y equilibradamente así como hacer ejercicio. En este punto es importante recordar que no debemos saltarnos las comidas, aunque no tengamos hambre, la constancia es clave para el éxito.

Consejos para sacar el mejor partido a este plan

¿Hambre o antojo? El hambre surge, en promedio, entre cuatro (4) y seis (6) horas después de comer. El antojo, en ocasiones, suele presentarse durante las tres horas siguientes. Identificar uno y otro ayuda a llevar adecuadamente el plan de alimentación.

Aprovechar las frutas de temporada. Saber cuáles son las opciones de cada temporada ayuda a dar variedad a las comidas… y en la variedad está el placer.

Siempre es recomendable visitar a un médico antes (y durante) de iniciar un proceso de adelgazamiento u optar por un plan de entrenamiento físico.

La dieta Special-K también propone, para las personas que trabajan, mantener una comida de medio día saludable, esto se logra, por ejemplo, llevando la propia comida, encontrando lugares alternos y diferentes cerca de nuestra oficina o revisar las opciones que ofrece la propia empresa.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.3 (34 votes)