Primary tabs

Lo difícil de una dieta no es empezarla sino mantenerla, para ello existen algunos consejos que pueden de ser de mucha utilidad a la hora de lograr el objetivo de bajar de peso. Usar ropa que favorezca la figura, hacer deporte, probarse la ropa que antes no quedaba o comprase ropa de tallas más pequeñas, etc.

La balanza: Uno de los grandes aliados y enemigos durante la dieta

Más difícil que empezar la dieta es seguirla por ello los consejos para no abandonarla son de gran utilidad.

1

Usar ropa que favorezca la silueta

Es sabido que hay determinada ropa que ya sea por su color, diseño o corte favorece más o menos determinadas figuras. Es así que si se quiere lucir más delgado, jamás deben utilizarse rayas horizontales, ya que este estampado ensancha la figura. El color negro es muy conocido por estilizar, precisamente la diseñadora Stella Mc Cartney hace poco sacó una colección de "ropa que adelgaza", se trata de un vestido que en sus laterales tiene franjas negras que ejercen un efecto visual que favorece muchísimo la silueta, afinándola y estilizando la cintura. Si una persona se ve bien, se siente estimulada a continuar con la dieta.

2

No utilizar la palabra dieta

Decir que se está a dieta no suele ser un buen consejo, ya que la palabra en si misma está cargada de muchísimas connotaciones relacionadas con el esfuerzo, el sacrificio y el hambre. Sustituir dicho término por comer saludable, que es mucho más amplio y no trae consigo connotaciones negativas.

3

Acompañar la dieta con ejercicio físico

Sin dudas que la mejor opción es complementar la dieta con actividad física, ya que no sólo ayudará a quemar calorías y tonificar aquellas zonas donde se va perdiendo grasa, sino también servirá para sentirse mejor en general. Hacer ejercicio físico, hace que el cuerpo libere endorfinas, lo cual favorece el buen estado de ánimo, fundamental para seguir un tratamiento alimenticio. No necesariamente debe ser una clase en un gimnasio, puede ser caminar a un ritmo enérgico por más de 30 minutos, tomar clases de baile, andar en bicicleta, etc.

4

Hacer cosas para sentirse más linda

Muchas mujeres están insatisfechas con la imagen que les devuelve el espejo y eso en lugar de impulsarlas a cuidarse y hacer dieta, las lleva a buscar refugio y consuelo en la comida. Un buen consejo para no abandonar una dieta, es estar siempre desafiando al espejo, a través de un nuevo peinado, corte de cabello cambio de color, algún tratamiento de belleza, hacer ejercicio físico, etc. Es decir hacer cosas por una misma para sentirse mejor, más linda y estimulada a seguir con el plan de perder kilos.

5

Probarse ropa

Probarse esa ropa que antes no entraba o quedaba súper ajustada e ir de compras y poder llevar tallas más chicas, son excelentes formas de sentirse estimulada a seguir adelante y a que el sacrificio valga.

6

No guiarse sólo por la balanza

Muchas veces las personas se guían sólo por la balanza cuando están a dieta para corroborar si han perdido kilos y dejan de lado la pérdida de tallas. Es muy importante tener presente que el músculo pesa más que la grasa, por lo cual si uno está acompañando la dieta con deporte, es muy probable que el adelgazamiento no sea tan visible en la balanza y sí en las medidas. Por lo cual se aconseja medir la cintura, cadera, etc., con un centímetro y comparar con las medidas anteriores.

7

Decir no a las tentaciones

Por más pequeña que sea una tentación, puede ser el comienzo de una serie de ellas y el fin de la dieta. Por ello, es preferible decir no, aunque se trate de un pequeño trozo de pastel o dulce.

8

Plantear objetivos reales

Muchas personas se plantean bajar varios quilos en pocos días y eso es imposible además de que pone en riesgo la salud. Por ello, es importante al comienzo de una dieta proponerse una pérdida de peso razonable en un determinado período de tiempo acorde. De este modo, los objetivos pueden cumplirse y no se siente como un fracaso algo que de entrada era inviable.

9

No tentarse con las dietas de moda

Las dietas de moda son por lo general hipocalóricas, es decir que su aporte calórico es muy bajo, lo cual seguramente provocará hambre a quien la realice y también ponga en riesgo su salud al contener un aporte de nutrientes menor al recomendado. Por ello, es preferible consultar a un nutricionista o hacer algún tratamiento conocido y abalado por especialistas que sea acorde a cada persona y en el que no se ponga en riesgo la salud.

10

Colocar un estimulo en la puerta del refrigerador para no tentarse

Colocar en la puerta del refrigerador una foto en la que se estaba conforme con la figura que se tenía en ese momento, es una buena manera de no tentarse con lo que hay dentro. Ya que si se hace, no se logrará el objetivo de perder quilos para volver a verse como en la foto.

Agregar comentario