Primary tabs

Muchas mujeres que se someten a la extirpación total o parcial del útero caen en una depresión post operatoria que puede durar muchos días; por eso, es necesario el apoyo de los miembros de la familia para que la afectada pueda salir adelante, aconsejó el Instituto Guestalt de Lima, Perú.

(Andina) - Muchas mujeres que se someten a la extirpación total o parcial del útero caen en una depresión post operatoria que puede durar muchos días; por eso, es necesario el apoyo de los miembros de la familia para que la afectada pueda salir adelante, aconsejó el Instituto Guestalt de Lima, Perú.

El especialista de dicho instituto, el psicólogo y terapeuta Manuel Saravia Oliver, advirtió que el problema radica en que muchas de las pacientes que tuvieron una intervención de esta índole creen que ya no volverán a disfrutar de una vida sexual placentera porque han sido mutiladas y se sienten inferiores a las demás.

“Tu feminidad no solo se define por tu capacidad reproductiva. Ser mujer tiene que ver con muchos más roles que sólo el de ser madre. Si sientes que has perdido algo que merma tu identidad femenina, es necesario pedir ayuda profesional para reencontrarte, que puedas volver a quererte y a disfrutar de tu vida”, afirmó Saravia.

Ante esta situación, es necesario que los miembros de la familia brinden el respaldo para que la afectada pueda salir adelante. “La parte emocional podrá recuperarse y el autoestima elevarse si la familia da todo el soporte necesario, además de demostraciones de afecto que la hagan sentirse amada”.

Gran parte de las mujeres que pasaron por una histerectomía o extirpación del útero sufren de disfunción sexual o falta de interés por el sexo. "Todo parece indicar que el principal factor de la desmotivación sexual es la depresión post operatoria al no saber si su funcionamiento, después de la operación, volverá a ser como antes de la cirugía".

Sin embargo, dicen que el sexo está en la mente, y que es el cerebro el verdadero órgano sexual. La mujer que atraviesa por este tipo de experiencia, requiere de la comprensión de su pareja, la valorización de sus capacidades y sobre todo admitir que su vida no se ha terminado.

Según cifras que maneja el instituto, el 80% de mujeres peruanas que se hicieron una histerectomia quedan deprimidas y tardan en recuperarse. Algunas requieren de terapias en combinación con medicamentos.

El Instituto Guestalt de Lima realizará una campaña gratuita de despistaje de depresión el viernes 6 de mayo en la avenida Pardo 182, en el distrito de Miraflores, de 10.00 a 13.00 horas y de 15.00 a 17.00 horas.

Agregar comentario