Foto de Patricia Carámbula

Pubalgia

Lesión característica de los futbolistas, que se caracteriza por la infamación de la zona inguino-púbica
Pubalgia atletica

También llamada pubalgia atlética, es una lesión, inflamación en la región inguino-púbica que se presenta con frecuencia en los deportistas. El dolor suele ser el síntoma de una entesitis púbica o de una osteopatía dinámica de pubis, que se propagan hacia las zonas próximas al abdomen bajo o la ingle.

Hay tres tipos de pubalgia según la localización de la lesión

  • Pubalgia baja: La lesión se ubica a nivel de los aductores y suele afectar al aductor mediano
  • Pubalgia Alta: Se presenta cuando se inflaman los músculos rectos anteriores del abdomen y produce el dolor por un problema en los músculos del abdomen
  • Pubalgia mixta: Se produce cuando se conectan los dos grupos musculares

Causas

Uno de los deportes donde esta lesión es más frecuente es el fútbol, ya que los futbolistas sobrecargan mucho de trabajo esa zona del cuerpo, realizan movimientos repetitivos de golpear con el empeine el balón y no tienen el tiempo suficiente como para recuperarse y descasar antes de volver a jugar.

  • Anatomía de los miembros inferiores (acortamiento de éstos)
  • Sobreesfuerzo o sobreentrenamiento en aductores y abdomen
  • Caída brusca sobre los pies o realización de movimientos forzosos
  • Mala preparación física
  • Calidad de la superficie donde se práctica el deporte (pesado o resbaladizo) o cambio de la misma. Por ejemplo los tenistas pueden lesionarse al pasar desde una cancha dura a una blanda

Síntomas

  • Dolor en la zona pubiana, inguinal y najo abdomen
  • Con el paso de los días la lesión evoluciona y el dolor se hace agudo, se localiza en el comienzo del aductor y difunde el dolor hacia el mismo lado, inclusive hacia el testículo en los hombres
  • La pubalgia puede llegar a transformarse en un dolor constante que afecta la vida cotidiana, impidiendo movimientos diarios como sentarse, cruzar las piernas, caminar o estar de pie
  • La pubalgia evoluciona en cuatro grados:
    • Al principio el dolor aparece luego del entrenamiento, del ejercicio intenso, de la práctica de algún deporte, etc.
    • En una etapa siguiente, el dolor se manifiesta durante la práctica del ejercicio
    • En una tercera fase, el dolor aparece ni bien se comienza la actividad e impide su práctica
    • En una última etapa de la lesión, el dolor se presenta inclusive estando en reposo

    Tratamiento

    • Reposo
    • Fisioterapia y osteopatía (en caso de deportistas que necesitan acortar los tiempos de la lesión)
    • Rutinas de calentamiento especiales que están pensadas para mejorar la irrigación de las zonas afectadas para evitar la pubalgia crónica
    • Trabajo isométrico de aductores, abductores, abdominales
    • Masajes en aductores y abdominales
    • Masaje intravenoso profundo en abdominales y aductores
    • Aplicación de frío luego de la fisioterapia

    Luego de la mejoría de la lesión, lo aconsejable es iniciar un programa de ejercicios de rehabilitación. Así gradualmente se puede retomar la actividad deportiva.

    En caso de que la lesión se haga crónica y el tratamiento fracase, se puede recurrir a la cirugía para igualar fuerzas del recto anterior del abdomen y la de los aductores para aliviar la presión que ofrecen sobre el pubis.

Su voto: Ninguno Promedio: 4.8 (4 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.