Primary tabs

La ingesta habitual de carne procesada, incrementa un 42% el riesgo de desarrollar enfermedades coronarias y un 19% el de padecer diabetes

Carne procesada
Foto cortesía de Edelweiss

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard publicado en la revista Circulation, indica que el consumo habitual de carne procesada aumenta las probabilidades de sufrir problemas cardíacos y diabetes.

Estudio de realizado por Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard

Para la investigación llevada adelante por los científicos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) bajo la dirección de la doctora Renata Micha, se hizo una revisión metódica de unos 1600 estudios en los que participaron cerca de 1 millón de personas de todo el mundo. Se centraron en la probable relación entre el alto consumo de carnes procesadas y el mayor riesgo de trastornos cardíacos y diabetes.

Los investigadores definieron como carne procesada: Embutidos, salchichas, jamón, chorizos, tocino, productos ahumados, salame, etc. Y como carne sin procesar: Carne de vaca, carne de cerdo y cordero.

Los resultados obtenidos demostraron que, promedialmente, el consumo diario de una porción, aproximadamente unos 50 gramos de carne procesada que equivaldría a 2 rodajas de jamón o una salchicha, se asocia a un riesgo mayor (del 42%) de sufrir enfermedades cardíacas y de desarrollar diabetes (19%). En tanto ese riesgo no se halló en las personas que ingerían esas cantidades y más, de carnes sin procesar.

La diferencia que encontraron los expertos entre la carne procesada y sin procesar, radica en que si bien ambas poseen cantidades semejantes de grasas saturadas y colesterol, las primeras contienen, en promedio, 4 veces más de sodio y 50 % más de conservantes de nitrato. Y como es sabido, la sal eleva la presión arterial de ciertas personas y la hipertensión es uno de los mayores factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.

Detractores del estudio de Harvard

El Instituto Estadounidense de Carne, tal vez defendiendo sus intereses, minimizó los resultados del estudio realizado por los investigadores de Harvard, aduciendo que los mismos van en contraposición con investigaciones anteriores y con lo que establecen las guías nutricionales norteamericanas.

Las carnes procesadas y sin procesar deberán estudiarse por separado

Según los investigadores, en base a los resultados hallados creen que para futuros estudios deberían analizarse separadamente por un lado la carne procesada y por otro la carne sin procesar y su asociación con diversas enfermedades incluyendo también el cáncer.

Prevención de enfermedades cardíacas y diabetes

Una buena medida de prevención de este tipo de enfermedades, según indican los expertos, es tener un mayor control sobre el tipo de carne que se consume, disminuir el de carnes procesadas. Y agregaron que como en todos los aspectos de la vida, la clave está en el equilibrio, en la moderación, ya que el consumo semanal de una porción de este tipo de productos, siguiendo una dieta saludable habitual, no significa un mayor riesgo para la salud.

Agregar comentario