Primary tabs

Puede ser consecuencia de anomalías genéticas hereditarias, lesiones o pasadas radiaciones

Tumor óseo
Osteocondroma: Es el tumor óseo benigno más frecuente

Un tumor óseo se trata de una proliferación anormal de células dentro de un hueso, sea benigno o maligno.

La causa de los tumores óseos es desconocida. En general, aparecen en zonas de rápido crecimiento óseo.

Las causas posibles incluyen:

  • Radiación
  • Anomalías genéticas hereditarias
  • Lesión

Los tumores óseos benignos más frecuentes son los osteocondromas y en general aparecen en personas de entre 10 y 10 años de edad.

Los cánceres que empiezan en los huesos, son denominados tumores óseos primarios. Los que comienzan en otra parte del cuerpo como colon, mamas o pulmones, son llamados secundarios o metastásicos y se comportan totalmente distinto que los primarios.

Tumores óseos malignos incluyen:

  • Osteosarcomas
  • Sarcoma de Ewing
  • Condrosarcoma
  • Fibrosarcoma

Los tipos de cáncer que con mayor frecuencia se propagan al hueso son:

Este tipo de cánceres afectan con mayor frecuencia a personas mayores.

El cáncer de hueso es más frecuente en familias con antecedentes de síndrome cancerígenos.

Síntomas

  • Dolor óseo que se hace más intenso en la noche
  • Fractura ósea, especialmente como consecuencia de un trauma ligero
  • En algunas ocasiones puede sentirse una masa e inflamación en la zona del tumor/li>

Tratamiento

Hay tumores óseos benignos que desaparecen por sí solos sin tratamiento. En estos casos, el médico va a vigilar con cuidado la evolución con radiografías periódicas para constatar si el tumor crece o se reduce.

Hay casos en los que puede ser necesaria una cirugía para extirpar el tumor.

El tratamiento para los tumores óseos malignos que se han propagado a otras zonas, dependerá del lugar donde comenzó el cáncer. Puede emplearse radioterapia para aliviar el dolor y prevenir las fracturas.

Los tumores que empiezan en el hueso son poco frecuentes y demandan tratamiento en centros especializados. Tras la biopsia, en general es necesaria una combinación de quimioterapia y cirugía, e incluso pueden ser necesarias sesiones de radioterapia, antes o después de la intervención quirúrgica.

Pronóstico

Depende mucho del tipo de tumor. Para los tumores benignos, el desenlace clínico esperable es favorable, pero algunos de ellos pueden volverse malignos (cancerosos).

La mayoría de los tumores óseos cancerosos que no se han propagado, pueden curarse. La tasa de cura depende del tipo de cáncer, tamaño, localización, entre otros factores.

Complicaciones

  • Reducción del funcionamiento dependiendo del tumor
  • Metástasis (diseminación del cáncer a otros tejidos próximos)
  • Dolor
  • Efectos secundarios por la quimioterapia

Agregar comentario