Mitos del cancer cervical
infahealth.com

Anualmente 11.000 mujeres son diagnosticadas de cáncer cervical o cáncer de cuello uterino y según el National Latina Institute for Reproductive Health, un alto porcentaje de ellas son latinas y la causa es que no se realizan los exámenes de prevención.

La mayoría de los casos de cáncer cervical se producen en mujeres de menos de 55 años, según el Instituto Nacional del Cáncer.

1

El cáncer cervical no se previene

El virus del papiloma humano (HPV) es la condición para el desarrollo del cáncer cervical, pero esta infección puede prevenirse mediante una vacuna que fue aprobada en 2006 por la Administración de Drogas, Alimentos y Tecnología (FDA) para jóvenes de entre 11 y 13 años. Y a través del control regular ginecológico con un Papanicolau anual, que detecte cambios en el cuello del útero.

2

El HPV es sinónimo de cáncer

Si bien HPV es el factor de riesgo principal para el cáncer de cuello de útero, la gran mayoría de las mujeres se cura sin que se desarrolle la enfermedad.

3

El condón protege del HPV

El HPV es una enfermedad de transmisión sexual, pero que también se transmite a través del contacto con la piel de la persona infectada o del sexo oral. Pero según un estudio de a Universidad de Washington, el condón protege en un 70%.

4

Las mujeres jóvenes no desarrollan cáncer

Si bien el cáncer cervical es más frecuente en mujeres mayores de 48 años, la displasia que es la condición anterior, suele presentarse alredor de los 20 años.

5

Ser promiscua aumenta el riesgo

Si bien tener varios compañeros sexuales aumenta el riesgo de desarrollar cáncer cervical. Lo cierto es que muchísimas mujeres monógamas también padecen la enfermedad. Lo fundamental es tener sexo seguro y realizarse los controles periódicos.

6

El Papanicolau no es necesario en mujeres que se han vacunado contra el HPV

El Papanicolau debe realizarse regularmente todos los años, después de los 21 años o 3 años después de haber tenidos relaciones sexuales, aún en mujeres que hayan sido vacunadas contra el HPV.

7

La terapia de reemplazo hormonal incrementa el riesgo de cáncer

La terapia de remplazo hormonal utilizada para el tratamiento de la menopausia, en nada influye con el cáncer cervical.

8

El cáncer de cérvix no produce síntomas

Según la Sociedad Americana de Cáncer, el sangrado fuera del período menstrual, tras las relaciones sexuales y el dolor pélvico, son síntomas que podrían indicar algún problema en el cuello del útero.

Puntaje: 
Sin votos aún