Investigaciones recientes han demostrado que el ejercicio reporta innumerables beneficios para las mujeres que sobreviven al cáncer de mama.

Ejercicio previene cáncer de mama
Ejercicio previene cáncer de mama

El Consejo Americano del Ejercicio ha dicho que la práctica regular de una rutina de ejercicios ayuda a las sobrevivientes de cáncer de mama en aspectos tan importantes como los psicológicos y fisiológicos, además de prevenir vuelva a aparecer un cáncer.

Algunas de las mejoras que pueden observar las personas que sobrevivieron al cáncer de mama y realizan ejercicios con regularidad son reducir la fatiga y mejorar el estado anímico. En vista y considerando que estamos en el mes del cáncer de mama, el American Council on Exercise ha entregado un listado de ejercicios recomendados para personas que atravesaron por esta terrible enfermedad.

  • Hacer actividad aeróbicas durante la semana por unos 150 minutos o actividad física intensa 75 minutos por semana
  • Realizar actividades que provoquen un trabajo tanto en la parte superior del cuerpo, como en la inferior. Este tipo de actividad debe realizarse dos o tres veces por semana
  • Con la intención de aumentar el nivel de flexibilidad que se tiene, se recomienda estirar los grupos musculares mayores al hacer ejercicios aeróbicos
  • Antes de hacer cualquier tipo de actividad física, las mujeres que fueron sometidas a algún tipo de intervención quirúrgica deberán consultar el tiempo adecuado de espera para recuperarse
  • Si hay fatiga o dolor extremos, debe pararse inmediatamente cualquier tipo de actividad física
  • Cuando se esté haciendo quimioterapia, hay que tener la precaución de conocer los efectos que generará, como nauseas y desgano generalizado que sucumbe en una falta de apetito y nivel de energía bajo
  • Si se va a optar por radioterapia hay que escoger ropa holgada, evitando con ello irritar alguna quemadura que se pueda tener en la piel. No es recomendable visitar piscinas en este periodo
  • Si se va a recibir algún tipo de tratamiento hormonal, se tiene que evitar sufrir caídas por la posibilidad de sufrir fracturas óseas

Quienes dispongan del dinero suficiente, podrán contratar entrenadores personalizados y especializados en rutinas de ejercicios para sobrevivientes al cáncer de mama. El ejercicio regular no sólo previene la aparición de la enfermedad nuevamente, sino también reduce la fatiga y el dolor, mejora el sueño y reduce la presión arterial, por lo que sus ventajas son innumerables.

Agregar comentario