Espinaca, lechuga, pollo, melón, leche no pasteurizada…

Lechuga
Lechuga

Según información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente, 48 millones de personas sufren intoxicaciones alimentarias en Estados Unidos.

1

Espinacas, lechugas, coles rizados

Las espinacas y las lechugas son de los alimentos que pueden estar contaminadas por pesticidas, bacterias, suciedad de la tierra, etc. Por ello, es muy importante un correcto lavado y desinfección de esta verdura antes de consumirla. Los CDC aconsejan sacar todas las hojas tanto de la lechuga como de la espinaca y lavar muy bien una por una separadamente, para retirar cualquier cosa que pueda intoxicar.

2

Papas, pepinos y zanahorias

Se recomienda luego del pelado, lavarlos con un cepillo limpio para retirarles cualquier suciedad y bacteria que pudiera ser perjudicial para la salud.

3

Melón y sandía

La cáscara del melón puede contener innumerable cantidad de bacterias nocivas para la salud. Por ello, es fundamental lavar la cáscara del melón antes de cortarlo, ya que sino se pueden arrastrar con el cuchillo las bacterias, contaminar la fruta y comerlas al llevarla a la boca.

4

Pollo, pavo y carnes rojas

La listeria es una de las bacterias que puede contener el pollo y otro tipo de alimentos crudos. Se encuentra generalmente en el suelo y el agua y puede contaminar a las verduras con la tierra utilizada como fertilizante. Los animales pueden ser portadores de la bacteria aunque no parezcan enfermos y contaminar sus productos derivados como ser leche, carne, etc. La listeria afecta a distintos órganos como la médula espinal, el cerebro y el torrente sanguíneo. Para evitar la contaminación con las carnes, es aconsejable congelarlas o refrigerarlas de manera independiente, en bolsas plásticas con cierre hermético, para impedir que sus jugos se mezclen con otro tipo de alimentos. También es importante cocinar el pollo, pavo o carnes rojas lo más rápido posible (dentro de los 2 primeros días luego de la compra), para evitar cualquier tipo de contaminación, como por ejemplo la salmonella.

5

Leche no pasteurizada

La gran mayoría de los productos lácteos derivados de leche no pasteurizados pueden contaminarse con la listeria, por ejemplo quesos, yogures, etc.

Las medias de higiene en personas que manipulan alimentos y en los utensilios utilizados para tales efectos, es fundamental para prevenir graves enfermedades causadas por contaminaciones alimenticias.

Agregar comentario