Frutas secas

Los alimentos que contienen vitamina B, C y E, Omega 3, antioxidantes, triptófano, flavonoides, entre otros, estimulan el rendimiento cerebral y la producción de neurotransmisores, los responsables de pasar la información de una neurona a la otra.

1 Pescado azul

Las anchoas, el atún, las sardinas, el salmón o la anguila, son sólo algunos de los pescados azules que mejoran el rendimiento cerebral, gracias a su elevado contenido en ácidos grasos Omega 3. Según un estudio del Centro de Investigación de Enfermedades de Alzheimer en Easton, Estados Unidos, las personas que tienen niveles bajos de Omega 3 presentan problemas de memoria.

2 Frutos secos

Las nueces, las avellanas y las almendras, gracias a su elevado contenido de vitamina E, protegen el cerebro y contribuyen a la memoria. Según un estudio publicando en New England Journal of Medicine, la vitamina E puede retrazar el avance del Alzheimer y mejorar la actividad de las neuronas.

3 Frutos de bosque

El consumo de frutos del bosque como arándanos, fresas, etc., puede ayudar a que se mantenga la agudeza mental y se reduzca la pérdida de memoria. Un grupo de investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston halló que su contenido de antioxidantes y antiinflamatorios puede retardar hasta 2.5 años el deterioro cognitivo.

4 Aceite de oliva

Un estudio de la Unidad de Lípidos del Hospital Clínic de Barcelona, España, halló que el consumo frecuente de aceite de oliva extra virgen, mejora la memoria verbal.

5 Alimentos integrales

Harinas integrales, arroz, cebada, avena, son ricas en vitamina B6 y ácido fólico, importantes para el correcto desarrollo del cerebro. Además aportan fibra, que ayuda a que los alimentos sean absorbidos lentamente y así el cerebro reciba la cantidad suficiente de glucosa.

6 Vegetales de hoja verde

Un estudio realizado en la Universidad de Rush en Chicago, halló que el consumo diario de 3 porciones de vegetales de hoja verde puede retardar hasta en un 40% el deterioro mental y preservar la agudeza mental.

7 Huevos

La yema del huevo contiene un nutriente perteneciente al grupo del complejo B llamado colina, que fortalece la conexión nerviosa neuronal. Según una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, Estados Unidos, el consumo regular de este nutriente mejoraría el rendimiento cognitivo y protegería contra la pérdida de la memoria.

8 Manzana

Una investigación de la Universidad de Massachusetts Lowell halló que el jugo de manzana podría incrementar la producción de acetylcholine, un neurotransmisor que mejora la memoria, en el cerebro.

9 Sésamo

Es una fuente muy buena de triptófano y aminoácidos, precursor de la serotonina y la melatonina, dos hormonas asociadas al aprendizaje y el buen humor.

10 Chocolate negro

Los resultados de un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, encontró que beber dos tazas de chocolate diariamente por 1 mes, mejora el puntaje en tests cognitivos e incrementa el flujo de sangre que llega al cerebro.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.3 (3 votes)