No bañarse a la noche, el níquel del iPad, el aire acondicionado…

Alergia a mascotas

Los factores desencadenantes de alergias más frecuentes son el moho, el polen, el polvo, etc. Pero hay otros no tan populares como el estrés, las macetas, la saliva de los gatos, entre otros, que también las favorecen.

1

No bañarse a la noche

El ir a la cama a dormir con el polen y moho del ambiente en la piel y la ropa, puede detonar los cuadros de alergia. Por ello, una buena medida es ducharse a la noche antes de ir a acostarse, para eliminar cualquier rastro de alergeno.

2

Frutas con pollen

Las personas que padecen alergia al polen, al comer frutas como kiwis, ciruelas, duraznos, manzanas, peras, tomates, entre otras, que lo contengan pueden agravar su cuadro.

3

Genes

Los científicos estiman que los genes juegan un papel fundamental en las alergias. El sistema inmunológico, responsable de combatir los gérmenes, parece responder erróneamente en algunos casos de reacciones alérgicas según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIDA).

4

Mascotas

Lo más frecuente son las alergias a las escamas de la piel de los animales domésticos. Sin embargo, también hay quienes lo son a la saliva, sobre todo de los gatos, la que contiene una proteína que causa alergia según señalan los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

5

Macetas

Las superficies donde hay humedad son ideales para el desarrollo de esporas de moho, las que son invisibles a la vista, ya que flotan en el aire, pero muy perjudiciales para los alérgicos.

6

Estrés

El estrés en sí mismo no es un causante de alergia pero si puede ser un factor que favorece su aparición. Según una investigación del Centro Médico de la Universidad del Estado de Ohio demostró que el estrés incrementa los niveles de proteínas que causan alergia y además los elevados niveles de cortisol que produce el estrés comprometen el sistema inmunológico que defiende al organismo de cualquier ataque.

7

Aire acondicionado

Los aires acondicionados en ocasiones acumulan en sus motores polvo, hongos y sobre todo uno llamado cladosporium, que puede crecer dentro del mismo y ser causante de alergias.

8

Alcohol

Según un estudio de Suecia, las personas asmáticas, con alergia al heno o bronquitis crónica experimentan síntomas como secreciones nasales, estornudos, etc., luego de beber alcohol.

9

Níquel del iPad

No es lo más frecuente, pero con el creciente uso y prolongado de la tecnología como la del iPas cuyo material es el níquel, se han apreciado casos de alergia al mismo.

10

Productos para el cabello

Según Time Clifford Bassett, de la Universidad de Nueva York, algunos productos para embellecer o tratar el cabello, pueden ser un imán para el polen. Por lo cual se recomienda a las personas alérgicas no usar este tipo de productos.

Agregar comentario